Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
31 de octubre de 2014
Seguinos en
1er anticonceptivo subcutáneo
Es una varilla suave y flexible que, colocada debajo de la piel del antebrazo, libera progesterona en forma continua durante 3 años.
2 de agosto de 2012
Ya se encuentra disponible en la Argentina el primer implante subcutáneo que posee un efecto anticonceptivo de larga duración. Del tamaño de un fósforo, el implante consiste en una varilla suave y flexible que se coloca debajo de la piel en la parte interna del antebrazo, desde donde libera en forma continua la hormona etonogestrel durante 3 años.

“La ventaja del implante subcutáneo con respecto a otros métodos anticonceptivos es que, además de ser el método de mayor eficacia reportada, su eficacia no depende de la autoadministración por parte de la mujer como sí ocurre por ejemplo con la píldora. Con el implante no puede haber error en su uso, ya que se encuentra colocado en la usuaria”, declaró el doctor Fabio Sobral, especialista en Ginecología y Reproducción Humana, y actual Director Médico de Pregna Medicina Reproductiva.

Si bien muchos métodos anticonceptivos modernos son altamente efectivos cuando se los utiliza en forma correcta y consistente, pierden efectividad en su uso real, ya que la efectividad está estrechamente ligada a su uso rutinario, como ocurre con las píldoras anticonceptivas o con el preservativo masculino.

Las causas detrás de la pérdida de efectividad de la píldora anticonceptiva quedaron expuestas recientemente en un estudio realizado en mujeres que recurrían a ese método para evitar el embarazo. Según la investigación realizada en distintos países, entre el 39% y el 65% de las mujeres se salteaban alguna toma de la píldora, mientras que entre el 12% y el 67% de las encuestadas incorporaban la píldora en el momento no indicado.

Es así como una proporción sustancial de los embarazos no deseados es atribuible a fallas del método anticonceptivo empleado.

En América Latina, la falta de acceso a métodos anticonceptivos adecuados es la causa de que seis de cada diez embarazos no hayan sido buscados, lo que puede tener un impacto negativo sobre la salud tanto de la mujer como de su familia.

Anticonceptivos reversibles de larga duración
Una de las estrategias para reducir la tasa de embarazos no deseados es el uso de los llamados métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC, según sus siglas en inglés).

Dado que no deben ser usados diariamente como las píldoras, estos métodos –entre los que se cuentan los dispositivos y sistemas intrauterinos, las inyecciones y los implantes subcutáneos– ofrecen una efectividad óptima tanto en su uso ideal como real, ya que su capacidad anticonceptiva no depende ni de la adherencia ni del correcto uso por parte de la pareja.

“La anticoncepción en las mujeres ha ido variando acorde a sus necesidades a lo largo de la historia. Los anticonceptivos a largo plazo al ser altamente efectivos y rápidamente reversibles, son una alternativa interesante en aquellas mujeres que no desean un embarazo o que quieren espaciar su próxima gesta. Tienen la ventaja que independizan a la usuaria del mismo y así su efectividad es mucho más alta porque saltean el problema ‘del olvido’ que es la causa más frecuente de falla en el uso de los comprimidos diarios”, explicó la doctora Fabiana Sayegh, médica ginecóloga especialista en ginecología endocrinológica y docente del Hospital Universitario de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza.

Otro de los beneficios de los anticonceptivos reversibles de larga duración es que sus efectos, como lo señala su nombre, son completamente reversibles.

“En el caso del implante subcutáneo, por ejemplo, el retorno a la fertilidad es prácticamente inmediato –comentó el doctor Braulio Otero Flores, jefe de la División de Planificación Familiar del Plan de Salud Reproductiva de México–.

El 90% de las mujeres recupera la ovulación dentro de las primeras 3 semanas posteriores al retiro del implante, aunque incluso hay mujeres que pueden recuperar la fertilidad en tan sólo una semana”.

Un aspecto particular del implante subcutáneo es que, si bien se trata de un método anticonceptivo hormonal, no contiene estrógenos.

“Las principales ventajas de un método libre de estrógenos es que la mujer no tendrá los efectos adversos característicos del estrógeno, como las náuseas, dolor en las mamas y edemas, ni tampoco el mayor riesgo de trombosis asociado al uso de anticonceptivos que contienen estrógenos”, explicó el doctor Sobral.

La doctora Sayegh remarcó por su parte una ventaja adicional: “el implante es una opción además cuando no puede colocarse un dispositivo intrauterino ya sea por deseo de la paciente, por su acción anovulatoria, por deformidad de la cavidad uterina por miomas o por el antecedente de una enfermedad pelviana inflamatoria previa”.

Si bien la píldora anticonceptiva sigue siendo el método de control de la natalidad más popular, en todo el mundo cada vez son más las mujeres que optan por los anticonceptivos reversibles de larga duración. Entre 2009 y 2010, por ejemplo, el uso de anticonceptivos reversibles de larga duración se incrementó globalmente un 11%.

Según una encuesta en usuarias de anticonceptivos orales, ocho de cada diez aseguraron que podrían considerar el uso de un método que no requiera una toma diaria, semanal o mensual.

“Las mujeres que buscan anticoncepción por un tiempo prolongado, las que no quieran estar pendientes del uso diario de un método o que les es difícil cumplir con las tomas diarias de la píldora, las que tienen intolerancia o tienen contraindicado el uso del estrógeno, tanto como las que desean una alternativa reversible y prolongada de anticoncepción, todas ellas se beneficiarán del uso del implante subcutáneo que ahora está disponible en la Argentina”, concluyó el doctor Sobral.