Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de septiembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mojar la cama puede ser más serio de lo pensado
Causas de la enuresis: Mojar la cama puede ser más serio de lo que los padres imaginan
27 de enero de 2017
La enuresis nocturna es la micción involuntaria e inconsciente durante el sueño, que los chicos no pueden controlar. Un niño tiene Enuresis cuando moja la cama durante la noche, a una edad en la que el control nocturno ya debería estar presente (>5 – 6 años).

“Durante el día, la vejiga se llena gradualmente de orina que proviene de los riñones. La vejiga es una pequeña bolsa que se expande para poder contener el líquido. Cuando alcanza su máxima capacidad, empieza a contraerse y envía mensajes al cerebro diciéndole que necesita vaciarse”, indica Edurne Ormaechea, Uróloga infantil del Hospital Italiano a cargo del CIUFI (Centro de Incontinencia Urinaria y Fecal infantil).

Los niños empiezan a ser conscientes de esta sensación de vaciar su vejiga alrededor de los 2-3 años y gradualmente comienzan a controlar esa urgencia.

“La mayoría de los niños tienen un buen control durante el día entre los 3-4 años. Es totalmente normal que a los 4 años un niño se moje durante la noche y tenga accidentes ocasionales. La vejiga y el cerebro se comunican de manera tal, que el niño se despierta cuando la vejiga necesita vaciarse. Sin embargo, en algunos casos, no se emite la señal de tener la sensación de ir al baño. El desequilibrio durante la noche entre el tiempo de producción de orina y de la capacidad de la vejiga es la causa de la Enuresis”, agregó Ormaechea.

Esta condición repercute tanto en la calidad de vida del niño como de toda la familia. Pues la enuresis conlleva consecuencias físicas y emocionales tanto para el niño como para la familia, que tienden a ser más severas mientras el niño crece sin solucionar el problema.

Dentro de las causas podemos enumerar:
-alteración del mecanismo de despertar
-alteraciones en la maduración
-vejiga hiperactiva
-sobreproducción de orina en la noche (Poliuria)
-deficiencias en la producción normal de hormona antidiurética
-causas orgánicas (algunas enfermedades pueden estar acompañadas de Enuresis)
-herencia / genética
-causas psicológicas

Posibles tratamientos

Hay opciones válidas de tratamiento cuando el síntoma persiste en la edad escolar:
-medicación para reducir la producción excesiva de orina durante la noche (desmopresina)
-medicación para aumentar la capacidad vesical y reducir la contractilidad excesiva (oxibutinina)
-alarmas de enuresis, que solas o en combinación con medicación, enseñan al niño a reconocer el momento en que se moja y a inhibir la micción.

“La desmopresina reduce el volumen de orina en la vejiga. A menudo se prescribe para tratar la enuresis nocturna. Una alarma es otro método comúnmente utilizado que se desencadena cuando un sensor detecta la humedad. A veces los medicamentos se combinan con una alarma. En todo momento es primordial para el bien del niño y los padres, no perder la calma y saber que la enuresis puede ser tratada. La consulta al médico especialista es fundamental para un adecuado diagnóstico y tratamiento”, cierra la Dra Ormaechea.

Es importante que se inicie y complete el tratamiento de acuerdo a las indicaciones del médico para lograr controlar el síntoma. En todos los casos, la visita al especialista, el Urólogo Infantil, es fundamental.