Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de mayo de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Esclerosis múltiple: 8 mitos sobre la enfermedad
Es una de las enfermedades más desconocidas y su origen aún es un misterio para la ciencia. Esto genera falsas creencias o malos entendidos que afectan en forma negativa a sus pacientes
Atención con las enfermedades laborales
En la Argentina, el subdiagnóstico no permite avanzar en esta problemática cada vez más frecuente en las organizaciones. En 2016 se detectó solo un 2 por ciento de enfermedades profesionales
Mitos y verdades de los Antitranspirantes
¿Es saludable usar antitranspirantes? ¿Pueden provocar cáncer de mama? ¿Impiden la eliminación de toxinas?.
9 de febrero de 2017
Especialistas de la Clínica San Camilo ponen luz sobre todas las cuestiones y dudas generadas a partir del uso de antitranspirantes. En primer lugar, la pregunta es por el sudor, aquel elemento que nos lleva a usar productos para controlarlo. El sudor es un fluido segregado por las glándulas sudoríparas. Lo habitual es que se genere a través de la transpiración y regula la temperatura corporal refrigerando el organismo. Está compuesto por agua, toxinas, electrolitos y ácido urocánico.

Respecto al uso de antitranspirantes y desodorantes, vale destacar que se han utilizado por más de 50 años como modo efectivo de controlar el sudor y olor corporal. Son examinados para que estos productos cumplan normas estrictas de seguridad antes de que sean lanzados al mercado, es por ello que usados adecuadamente y sin excesos, no tendría que provocar riesgos de salud.

Que los antitranspirantes sean seguros, no significa que puedan ser usados a cualquier edad. Entre los 8 y 11 años, edad en que los niños pueden comenzar a sudar con olor, es recomendable usar desodorantes naturales (libres de químicos, tóxicos, como aluminio y parabenos).

¿El uso de antitranspirantes impide que elimine las toxinas nocivas a través de la transpiración?

Los antitranspirantes se aplican en axilas donde existen pocas glándulas sudoríparas que producen un 1% de la transpiración del cuerpo. Reducen la transpiración axilar (hasta que se quitan con el agua H2O), y no alteran la transpiración del cuerpo. El cuerpo transpira para controlar la temperatura y no para eliminar toxinas. El hígado y los riñones eliminan la mayor parte de toxinas.

Antitranspirantes y cáncer de mama



No existen pruebas de que el aluminio y los parabenos, ingredientes de algunos antitranspirantes, puedan provocar cáncer de mama, ni afectar los niveles de estrógenos. Algunos estudios insinúan que los antitranspirantes podrían dañar el ADN de las células del tejido mamario, pero tampoco existen pruebas que indiquen que este elemento se acumule en el tejido mamario y pueda afectar el ADN humano.

Si bien es cierto que el aumento de cáncer de mama aumenta en países desarrollados, estudios científicos relacionan este incremento con otros factores, no con el uso de antitranspirantes.
¿El uso de antitranspirantes luego de afeitarse puede hacer que los ingredientes penetren en el cuerpo con facilidad y produzcan cáncer de mama?

Si bien es cierto que en estas condiciones dichos productos pueden penetrar con mayor facilidad, no está relacionado o probado que aumente el riesgo de cáncer de mama. Hay pocos estudios relacionados con el tema, lo cual se deberá seguir investigando.