Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
30 de abril de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Mitos y verdades sobre la cerveza. ¿Es buena?
Esta bebida milenaria, elaborada 100% con ingredientes naturales, es una de las más consumidas y populares en el mundo. Hay muchas cosas de ella que no sabemos y muchas otras que creemos saber, pero ¿qué de todo eso es verdad?
7 de abril de 2017
Las cerveza, elaborada 100% con ingredientes naturales, es una de las más consumidas y populares en el mundo. Hay muchas cosas de ella que no sabemos y muchas otras que creemos saber, pero ¿qué de todo eso es verdad?


A continuación, una guía para conocer los mitos y verdades de la cerveza:

Saca panza cervecera: Falso

El consumo moderado de cerveza aporta un muy bajo valor calórico: 45 calorías cada 100 ml. Por otro lado, y a diferencia de muchas bebidas que aportan calorías vacías, la cerveza cuenta con nutrientes como vitaminas, minerales, polifenoles y antioxidantes, y con importantes beneficios para la salud. Puede incluirse dentro de las calorías del día, un porrón de 330 cc equivale a una fruta grande, a una barra de cereal o a cuatro galletitas dulces.

Hidrata: Verdadero

Principalmente, la cerveza es hidratante por contener maltodextrinas que favorecen la absorción de líquido en el organismo. Además, esta bebida contiene 90% de agua, tiene baja graduación alcohólica y generalmente se bebe fría (entre los 8º y los 10º C). Estos factores la convierten en una opción muy efectiva para calmar la sed y el calor. Es importante destacar que el alcohol presente (4,5% promedio) en la cerveza no obstaculiza su efecto hidratante, siempre y cuando se consuma de forma moderada.

Es saludable: Verdadero

La cerveza está permitida dentro de un plan de alimentación saludable, siempre consumiéndola en cantidades moderadas (330 ml en mujeres y 660 ml en hombres).

Es buena para el pelo: Verdadero

Se pueden preparar productos caseros elaborados con cerveza para aplicar en el cabello y que ayuden a evitar su caída.

Las vitaminas del grupo B: vitamina B5 y B6 intervienen en la prevención para evitar la caída del cabello y en la producción de melanina, que es la sustancia que da color al cabello. Por su parte, el Zinc es un mineral que estimula la reproducción celular, crecimiento y reparación de la piel.

Ayuda a cuidar los huesos: Verdadero

La cerveza contiene minerales como el silicio biodisponible, que aumenta la densidad ósea al contribuir en la formación y reparación de los huesos.

La cerveza es la bebida ideal para el verano: Falso

Por sus aportes nutricionales y su poder de hidratación puede beberse independientemente de la estación, los 12 meses del año.

Por otro lado, la variedad lager, conocida como “rubia” y la más tomada por los argentinos, es tan sólo una de las muchas opciones que hay. Por sus diferentes composiciones, las hay ideales para el verano como las cervezas más ligeras, pero también para el invierno, las cervezas con más cuerpo.

El sabor amargo es por la temperatura: Falso

El característico sabor amargo es aportado por uno de sus valiosos ingredientes, el lúpulo. Esta flor es muy rica en polifenoles, antioxidantes naturales potentes que protegen a la cerveza frente a la acción perjudicial de los radicales libres. Por este motivo, el lúpulo de la cerveza contribuye a prevenir las enfermedades cardiovasculares o el envejecimiento celular.

Ayuda a mantener la Salud Cardiovascular: Verdadero

Los polifenoles presentes en la cerveza son claves para retrasar el envejecimiento celular y reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.


No es recomendable para los que siguen un estilo de vida saludable: falso

Siempre hablando de consumo moderado (330 ml mujeres y 660 ml en hombres), todas las propiedades antes mencionadas hacen a la cerveza una bebida ideal para acompañar un estilo de vida saludable. Claro que deben formar parte de una nutrición suficiente, completa, armónica y adecuada como establecen las leyes de la nutrición y sumado al hábito de una actividad física a diario.

Fuentes:
-Rosa María Ortega: Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid
-Lluis Serra Majem: Catedrático de Medician Preventiva y Salud Pública