Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Alternativa para el tratamiento del cáncer de hígado
El cáncer de hígado ha elevado su incidencia global hasta un 75 % en los últimos 25 años
20 de abril de 2018
El cáncer de hígado (HCC) es la tercera causa de muerte en el mundo, elevando su incidencia global hasta un 75 % en los últimos 25 años. Cada año se diagnostican alrededor del mundo 850 mil casos de personas con cáncer de hígado, y se espera que para el 2025 ese número ascienda al millón.

Un gran número de casos podrían prevenirse ya que la mayoría está provocado por el virus de la hepatitis B y C, o por el consumo de alcohol. En Argentina y el resto de Latinoamérica, solo un 20% de los pacientes con hepatitis C están diagnosticados y menos del 5% tratados, lo que, de acuerdo a las metas de la OMS, la incidencia del HCC seguirá creciendo.

Las opciones de tratamiento para el HCC continúan avanzando, ya existen tratamientos de primera línea que han logrado detener la progresión de la enfermedad. Sin embargo, en los pacientes no pasibles de cirugía o trasplante, y en aquellos casos que los tratamientos de primera línea no den resultado, ahora puede beneficiarse con un nuevo tratamiento recientemente aprobado.

“Regorafenib es el único fármaco aprobado como segunda línea en el tratamiento del HCC no resecable, por lo tanto aquellos pacientes que padezcan progresión del tumor durante el tratamiento con drogas de primera línea, a partir de ahora, van a poder tener una opción terapéutica nueva. El Regorafenib demostró con claridad que mejora la sobrevida de los pacientes y un mejor control de la enfermedad” destacó el Dr. Marcelo Silva, Jefe de Hepatología y Trasplante Hepático, Hospital Universitario Austral.

El estudio Resorce, confirmó que Regorafenib demostró un mejor control de la enfermedad y en una sobrevida más prolongada. Con un perfil de tolerancia aceptable que hizo que se requiriera de la suspensión del tratamiento en menos del 10% de los casos. Al mismo tiempo, la administración oral de la medicación facilita enormemente la continuación de un tratamiento de segunda línea ya que los pacientes no requieren de internación en un hospital de día para ser tratados.

Es importante tener en cuenta los factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer primario de hígado incluyen los siguientes[2]:

- Infección crónica con el virus de la hepatitis B o C.
- Cirrosis.
- Determinadas enfermedades hepáticas hereditarias.
- Diabetes.
- Hígado graso no alcohólico
- Consumo excesivo de alcohol.