Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de febrero de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Detuvieron en Salta al asesino del turista inglés
Lo atraparon antes de que pudiera salir del país. Tiene 21 años, es venezolano y lo apodan Cachete
17 de diciembre de 2019
A bordo de un ómnibus, en la provincia de Salta, detuvieron a Ángel Eduardo Lozano Azuaje, acusado de haberles disparado al turista inglés Matthew Gibbard (50) y a su hijastro Stefan Joshua Zone (28) el sábado último en un asalto en el barrio porteño de Puerto Madero.

El sospechoso tiene 21 años y le dicen "Cachete". Fuentes de la investigación informaron a Clarín que una brigada de la Policía de la Ciudad había interrogado el domingo a su novia, quien contó que el joven se había escapado en ómnibus tras el robo que terminó con la muerte de Gibbard.

Los investigadores constataron que el venezolano había partido hacia Salta, por lo que la jueza Yamila Bernan libró un oficio para su captura, lo cual fue concretado por personal de Gendarmería antes de que pudiera salir del país. Lozano Azuaje es uno de los asaltantes que quedó filmado al bajarse de un Chevrolet Corsa Classic gris oscuro a metros del Hotel Faena, adonde el empresario británico llegó en una combi, junto a su familia, desde el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Los visitantes planeaban pasar las fiestas navideñas en la Argentina, pero todo se frustró tras el hecho.

Gibbard y Zone enfrentaron al ladrón y al cómplice que llegó en una moto. Las imágenes de las cámaras de seguridad filmaron toda la secuencia. Del robo, que no pudo concretarse, participó también un Ford Fiesta rojo que fue secuestrado en los 18 allanamientos realizados el domingo.

El asalto terminó en tragedia, ya que Gibbard murió de un balazo en la axila derecha y su hijastro resultó herido de un disparo en la pierna.

El venezolano detenido en Salta formaba parte de una banda que tenía la metodología de esperar en el aeropuerto de Ezeiza a que salieran los pasajeros provenientes de Estados Unidos y Europa para marcarlos y seguirlos hasta los hoteles de la ciudad. Tenían su "aguantadero" en un hotel de la calle Achával al 200, en Ciudadela.

Además de Lozano Azuaje, fueron detenidos después de 18 allanamientos (12 en Provincia y seis en Capital) otros cuatro hombres: tres argentinos y un venezolano.

Entre ellos está el presunto cerebro del grupo y también el que aportaba la logística (los vehículos para perseguir a las víctimas).