Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
2 de marzo de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Adolfo Cambiaso y La Dolfina campeones una vez más
El equipo de Cañuelas ganó el Argentino de Polo al vencer 10-8 a Ellerstina, y logró el título por 8° vez consecutiva. Es el 17° Abierto que gana Adolfito
20 de diciembre de 2020
La Dolfina, el equipo del que es líder y capitán Adolfo Cambiaso, se impuso a Ellerstina 10-8 en la final del Abierto Argentino de Polo y gritó campeón por octava vez consecutiva.

Además, el mejor polista del mundo se llevó su 17° trofeo, para acercarse al record de 20 de Juan Carlos Harriot. En cambio, a los de General Rodríguez se les escapó la Triple Corona.

La intensidad marcó el arranque del 127 Abierto Argentino de Polo en Palermo. Si bien la primera ocasión la generó Facundo Pieres, fue La Dolfina la que se puso al frente con Adolfo Cambiaso que pese al intenso viento en contra sacó un tiro fortísimo y rasantes a los 2 minutos. La respuesta con el capitán Pieres fue inmediata y dos goles le dieron la ventaja parcial en el primer chukker.

Los segundos siete minutos mantuvieron la electricidad: Dolfina lo igualó con un penal de 30 yardas y Cambiaso demostró que es el mejor polista del mundo al ejecutar un tiro rasante, fuerte y preciso para que su equipo volviera a tomar ventaja (3-2), mientras Ellerstina desaprovechaba su primer penal.

El juego y la efectividad de La Dolfina provocaron la impaciencia de Ellerstina, que sufrió con la amarilla de Facundo Pieres en el arranque del tercer chukker y el gol de penal de Cambiaso. Si bien el líder de los de General Rodríguez descontó, los de Cañuelas fueron contundentes y terminaron arriba 6-3, incluido un gol de córner de Cambiaso que llegaba así a los 210 goles en finales.

Así como Cambiaso se lucía en La Dolfina, Facundo Pieres daba muestras de su calidad en la Ellerstina, convirtiendo el mejor gol de la tarde -de revés por detrás de la cola de su yegua- y otro tanto para cerrar 2-0 el parcial.

Así, el primer tiempo se terminaba con apenas una diferencia de un gol y dos claves: la cantidad de faltas del equipo de General Rodríguez (11 a 3) y los penales aprovechados por los de Cañuelas (4 de 6 contra 0 de 1).

A diferencia de la intensidad y el goleo de esa etapa, la segunda arrancó con un chukker sin goles, paridad y marcas ajustadas. En el sexto, Ellerstina llegó al empate (6-6) mediante Hilario Ulloa, mientras que en el siguiente Pablo Mac Donough cortó con la sequía de tres chukkers al convertir un penal de 40 con viento en contra para el 7-6.

Fue entonces cuando volvió a agigantarse la figura de Facundo Pieres para generar la jugada del 7-7 y anotar el sexto de su día después (8-7). La chicharra, en cambio, le negaba terminar el penúltimo chukker con otro gol y darle dos de ventaja a Ellerstina.

Cerrado y peleado comenzó el octavo chukker, en el que La Dolfina encontró primero el gol para igualarlo. Esa sequía de la mitad del partido se transformó en efectividad cuando más lo necesitaba. Otros dos goles le permitían darlo vuelta (10-8) y defender el título con éxito.

Además, con este título, acumula 14 en Palermo, y nueve desde que comenzó a jugar con su actual formación, la más exitosa de su historia. Desde 2005, nunca faltó a la cita del partido más importante de la temporada. Y de las últimas finales, perdió solo tres, todas ante el conjunto de General Rodríguez. En cambio, con esta victoria acumula diez (2005, 2007, 2009, 2011, 2014, 2015, 2016, 2017, 2019 y 2020).

Con estos ocho Abiertos de Argentina, La Dolfina igualó la segunda mejor racha ganadora de la historia del torneo: los ocho trofeos que conquistó Coronel Suárez entre 1974 y 1981. Ese mismo equipo es dueño del record, con diez coronas consecutivas entre 1961 y 1970.

rob