Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de abril de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un nuevo femicidio en pleno centro de Villa La Angostura
Tenía 21 años y una beba con el hombre que la mató. Lo había denunciado por violencia de género. Él la seguía amenazando y violó la perimetral
24 de febrero de 2021
Guadalupe Curua, de 21 años,l ya había anticipado las agrsiones y el drama que vivía con su ex pareja, y había hecho varias denuncias por violencia de género contra su expareja Bautista Quintriqueo, de 33, el padre de su beba.

Sin que nadie hiciera algo por su seguridad, el sujeto este martes por la noche la sorprendió en la calle, la corrió por el centro de Villa La Angostura, en Neuquén, y la asesinó a puñaladas.

Guadalupe trabajaba en una panadería y tenía una hija de 1 año con su femicida. Según confirmó el fiscal Fernando Rubio a cargo de investigar el crimen, la joven había denunciado en varias oportunidades a su agresor y, en los últimos días, se presentó en la comisaría porque éste había violado la perimetral y la estaba amenazando.

En detalle, la víctima de Quintriqueo se había presentado en la dependencia policial para contar que el hombre le había dado empujones y ejercía violencia psicológica sobre ella, según detalló el fiscal.

Como ninguna de las acusaciones “constituía formalmente delito” -de acuerdo al testimonio de Rubio- fueron remitidas al juzgado de familia, donde impusieron medidas de prohibición de acercamiento y multas monetarias.

“Hace muy poquitos días denunció la violación de la perimetral”, reconoció Rubio.

Valeria Navarro, la hermana de la amiga que vivía con Guadalupe, contó a medios televisivos que el femicida pasó las últimas 48 horas enviándole mensajes a la chica, diciéndole claramente que la iba a matar.

“Mi hermana trató de no dejarla sola, habían llamado a un grupo de amigos para poder cuidarla. La policía estaba al tanto de las amenazas en las últimas 48 horas”, aseguró la allegada a la víctima.

Frente a esta situación, la testigo explicó que Guadalupe estaba asustada por el tono de las amenazas y decidió dejar a su hija en casa de unos amigos para resguardar su vida.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir la Fiscalía, Guadalupe estaba a bordo de un vehículo en la calle con otro hombre, que sería su nueva pareja.

Quintriqueo los vio, no se sabe aún si estaba solo ya que hay testigos que aseguran que iba acompañado por otro joven, de iniciales S. M..

Primero agredió a la persona que estaba junto a ella y la dejó malherida en el piso. Allí, la joven comenzó a correr hacia una estación de servicio que se encontraba a pocos metros, en pleno centro de la ciudad.

El femicida la corrió, la alcanzó y le clavó un puñal en el esternón, de acuerdo a lo informado por los testigos. Luego, intentó escapar pero fue perseguido por una pareja de turistas mendocinos que son policías.

Cuando se vio acorralado, Quintriqueo se autolesionó y tuvo que ser trasladado a un centro de salud, donde aún permanece internado.

Consultado en torno a si la hija de Guadalupe y Quintriqueo quedó a cargo de los padres del femicida, el fiscal indicó que “se estaban haciendo cargo los abuelos”, pero no sabía de cuál de las dos partes. Y aclaró que “esto depende del juzgado de familia”.

rob