Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de agosto de 2022
Seguinos en
Francisco viajaría en agosto a Kiev a pesar de su salud
En septiembre asistirá a una reunión de líderes religiosos en Kazajistán.. Un llamativo viaje previsto a L'Aquila arendir homenajea un Papa que renunció
1 de agosto de 2022
El Vaticano anunció que entre el 13 y 15 de septiembre Papa Francisco asistirá a una reunión de líderes religiosos en Kazajistán, en Asia central.

Una fuente dijo que “no está aún descartado un viaje del Santo Padre a Kiev, la capital de Ucrania, en agosto”.

Francisco se reunirá en los próximos días con el embajador de Ucrania en el Vaticano para hablar del tema.

El objetivo del Papa en los encuentros que mantendría con el presidente Zelenski es doble: apoyar la lucha del pueblo ucraniano contra la agresión y bucear las posibilidades de una mediación vaticana que, en caso positivo, lo llevaría a viajar después a Rusia para entrevistarse con el presidente ruso Vladimir Putin.

Agosto es un mes que concluirá con importantes citas para Jorge Bergoglio.

El 27 está previsto el Consistorio para crear 21 nuevos cardenales, que el Papa interrumpiría solo una jornada para viajar a la ciudad de L’Aquila, a un centenar de kilómetros de Roma, para rendir homenaje a la tumba de Celestino V, el Papa que renunció voluntariamente tras gobernar solo cuatro meses la Iglesia, en 1294, a los 80 años de edad.

La decisión de “mezclar” el Consistorio con la visita a los restos del pontífice “de la gran renuncia”, no es casual según opinan muchos analistas de temas eclesiásticos. Parece a toda luces un mensaje transversal de Francisco que tiene que ver con él mismo.

De hecho la cuestión ha quedado entrelazada tras los acontecimientos de los últimos dos meses y medio en los que el mismo Papa evocó la posibilidad de una dimisión, condicionada por sus problemas de salud. Los dolores a la rodilla derecha y las informaciones sobre la perspectiva de una operación se colocaron en el centro de las especulaciones acerca de una renuncia a su cargo.

El mismo Francisco agitó la cuestión cuando dijo a los obispos italianos que las seis horas de anestesia que le dieron el 4 de julio de 2021 en la operación en el hospital Gemelli por una infección a los divertículos en sus intestinos, lo habían tenido a maltraer, con repercusiones que se prolongaron en el tiempo.

El Papa les dijo, según él en broma, a los obispos italianos, que “antes de operarme: renuncio”.

La versión circuló rápidamente y dos semanas después los temores se confirmaron cuando el Papa comenzó a circular en silla de ruedas. La alternativa a la operación son las infiltraciones en la rodilla y terapias de masajes, que le permitieron volver a estar de pie, pero no establemente.