Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de agosto de 2022
Seguinos en
Hallan cuerpos de los hombres que cayeron al agua en el Río Luján
Habían desaparecidos tras un choque de embarcaciones. Las víctimas viajaban en un bote pequeño y los ocupantes de la lancha estaban alcoholizados
5 de agosto de 2022
Con lanchas y buzos tácticos, la Prefectura halló este viernes al mediodía a las dos personas desaparecidas el jueves por la noche, cuando el bote en el que viajaban fue chocado en el Río Luján por una lancha a toda velocidad, cuyo conductor estaba alcoholizado.

Las víctimas fueron identificadas como Sergio Daniel Duarte, de 30 años, y Martín Daniel Castro, de 33. Junto a otras dos personas, internadas en un hospital de la zona, regresaban de su trabajo en la isla Nicolini.

El choque se produjo a las 19.40 del jueves, en el Canal San Fernando, frente a un puesto de Prefectura. Según le dijo a Clarín el fiscal José Ignacio Amallo, los dos hombres que iban en la lujosa lancha de casi cinco metros de eslora estaban bajo los efecto del alcohol.

"Según la prueba con pipeta, habían consumido alcohol. Ahora, ordené extraerles sangre para verificar cuanto habían consumido realmente", sostuvo.

Hasta ahora trascendió que los apellidos de los tripulantes de la lancha que causó la tragedia con González y Bermúdez.

También se supo que no tienen antecedentes penales y que están demorados a la espera de que el fiscal les tome declaración indagatoria. Una vez que se cumpla con este trámite se definirá la imputación.

Además, tanto los papeles de la lancha como la vigencia del registro de quien navegaba, en principio, según Amallo, "estarían en regla". Aún no se determinó "si volvían de una fiesta o si habían tomado en la embarcación", pero en la causa importará lo que diga el análisis toxicológico. No se encontraron botellas dentro de la nave.

La embarcación de las víctimas iba en la misma dirección que la lancha y no tenía ninguna luz encendida, según precisaron a Télam fuentes judiciales. Además, se confirmó que, pese a ser un bote chico, estaba impulsado por un motor fuera de borda.

Según se pudo reconstruir durante la mañana del viernes, la embarcación pequeña no se partió al medio como se informó al principio. En cambio, se supo que sus cuatro ocupantes vieron venir la lancha, que circulaba en el mismo sentido que ellos a toda velocidad, y alcanzaron a tirarse al agua para evitar el impacto.

Este viernes, Claudia Verónica Castro (35 años), que trabajaba como mucama en una vivienda de la zona, y Sixto Quiroga (29), que era estaquero en esa misma propiedad, se recuperaban de cortes y politraumatismos en el Hospital Provincial Petrona V. de Cordero, donde permanecían estables y sin riesgo de vida. Según trascendió, ellos dos eran los únicos que usaban chalecos salvavidas.