Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de noviembre de 2022
Seguinos en
Fractura sindical: Pablo Moyano define en estas horas su renuncia a la CGT
No fue invitado a la cena de lunes en Olivos con el presidente. Esta tarde debatirá los pasos con sus aliados sindicales. Si sucede, formalizará una ruptura que existía de hecho
27 de septiembre de 2022
Pablo Moyano está cerca de renunciar a la Confederación General del Trabajo (CGT). El hecho que detonó la nueva crisis sindical fue la decisión del sector mayoritario de la central obrera de no invitarlo a la comida de anoche con Alberto Fernández en la Quinta de Olivos, aunque las diferencias internas se mantienen y se fueron profundizando desde la unificación cegetista, en noviembre del año pasado.

El dirigente de Camioneros evaluará sus pasos esta tarde, en una reunión que mantendrá en la sede de su sindicato, en San José al 1700, con sus aliados del Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona), donde militan Mario Manrique (SMATA), Omar Plaini (canillitas), Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (SOMU), Graciela Aleñá (viales) y Cristian Jerónimo (vidrio), entre otros.

Si se concreta la renuncia, Hugo Moyano podría designar a otro dirigente de su gremio porque los cargos en la CGT no son personales sino del sindicato. Pablo Moyano tiene una tensa relación con su padre y cortocircuitos políticos con su hermano Facundo, del Sindicato de Peajes.

De todas formas, la ruptura de hecho ya existe en la CGT, donde el hijo de Moyano y sus aliados de la Corriente Federal de Trabajadores, como Sergio Palazzo (bancarios), están alineados con el kirchnerismo. Ambos sectores propusieron hacer un paro y una movilización ante la Corte luego del ataque contra Cristina Kirchner.

La iniciativa fue frenada por el sector mayoritario de la central obrera, no kirchnerista, que integran “los Gordos” (Héctor Daer, de Sanidad, y Armando Cavalieri), los independientes (Andrés Rodríguez, de UPCN; Gerardo Martínez, de UOCRA, y José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias) y el barrionuevismo (Carlos Acuña, de estaciones de servicio).

Esos mismos dirigentes, más Jorge Sola, de Seguros, participaron anoche de la comida con Alberto Fernández, que fue una iniciativa de Rodríguez y Martínez que fue gestionada por Daer, uno de los dirigentes más cercanos al jefe del Estado.

La idea de estos sindicalistas fue “reforzar el papel institucional” del Presidente en medio del papel protagónico que adquirió Cristina Kirchner en el Gobierno y el fuerte rol ejecutivo de Sergio Massa en el trazado de la economía.

En las últimas horas, otra de las fuertes diferencias internas se centró en el duro conflicto del Sindicato del Neumático: Pablo Moyano recibió la semana pasada a su titular, Alejandro Crespo, en la sede cegetista de Azopardo 802 y le expresó su “apoyo al legítimo reclamo” del gremio, mientras que sus rivales de la central obrera tomaron distancia de la protesta y le pidieron al Presidente mayor firmeza del Gobierno para encontrar una solución que evite trastornos para la industria y los trabajadores