Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de mayo de 2024
Seguinos en
Alberto Fernández : "Con nosotros no hubo espacio para la corrupción"
""No enriquecimos a nuestras familias, no somos amigos de empresarios y no le entregamos obras a amigos", dijo en un acto el Presidente en un tiro por elevación a Cristina Kirchner
6 de junio de 2023
En un discurso centrado en la transparencia en la gestión, el presidente Alberto Fernández hizo una fuerte defensa de su mandato al contrastarlo con los gobiernos involucrados en los casos de corrupción. Se mezclaron los cuestionamientos directos a la administración de Mauricio Macri con alusiones más genéricas que podrían haberse interpretado como un cuestionamiento a la Vicepresidenta.

"El día que deje el Gobierno voy a mandar a todos los diarios mi declaración jurada de bienes. Quiero que todos vean que hay un presidente y muchos funcionarios de mi gobierno que se van a su casa igual que cuando llegaron. No enriquecimos a nuestras familias, no somos amigos de empresarios, no le entregamos obras a nuestros amigos, no hicimos nada de eso", sentenció en un acto en Casa Rosada en el marco de la Mesa Nacional de Integridad y Transparencia. Lo acompañaba, a su lado, el jefe de Gabinete Agustín Rossi, que que ya se anotó -sin el aval del kirchnerismo- para ser precandidato presidencial.

El mandatario enfatizó que no "no hay espacio para la corrupción" y repitió críticas contra el macrismo, que algunos interpretaron como un tiro por elevación a la Vice -condenada por corrupción en diciembre- en medio de la interna oficialista y la tensión en el Frente de Todos de cara a las PASO, en el que CFK quiere hacer pesar su liderazgo.

No es la primera vez. Hace 15 días, de hecho, Alberto Fernández dio una entrevista y habló de "descuidos éticos graves" de su vice por "haber firmado acuerdos" con Lázaro Báez.

"Alguna gente puede decir que fue una imprudencia ética muy grave haber firmado acuerdos con alguien a quien conocían de antes, devenido en empresario vinculado a la obra pública. Pero los descuidos éticos graves que algunos puedan señalar no siempre son delitos", explicó en una entrevista con elDiarioAR.

Cerca del Presidente niegan que el dardo en la mesa de Transparencia haya sido para CFK. "Era para Macri claramente. Habla de la familia por (Angelo) Calcaterra y de los los amigos por Caputo. Habló de los parques (eólicos) y las autopistas y del fideicomiso ciego", señalan. También argumentaron que las malas interpretaciones corren por cuenta del periodismo. "El macrismo fue corruptísimo y este es un gobierno decente. Son dos cosas que vamos a sostener siempre. No vamos a dejar de denunciar esa corrupción, porque el periodismo quiera hacer ensalada. Alberto también dijo que Cristina no era corrupta. ", señaló un integrante de la mesa chica del mandatario, entre los cuales hubo asistentes al escenario del acto la Vice del 25 de Mayo al que Fernández no fue invitado.

En el kirchnerismo prefirieron hacer silencio. "No lo vimos", reiteraron al unísono en el universo de Wado de Pedro y en el de Máximo y Cristina Kirchner. Ya no tiene margen para seguir pegándole al Gobierno, como demostró CFK el 25 de Mayo.

El Presidente pareció desafiar ese efímero pacto de no agresión justo cuando el peronismo discute la conveniencia de ir con un solo candidato o dirimir las aspiraciones en las PASO, como propone el mandatario, corrido de la discusión electoral. En ese marco, el jefe de Estado volvió a hablar de corrupción.

"Sobre el final de mi mandato voy hablar de algo que dije desde el primer día: la necesidad de tener un Estado eficiente. No hay espacio para la corrupción; no es algo tolerable; es algo absolutamente intolerable", enfatizó el mandatario.

Una anécdota que el Presidente relató y que se suponía que era otra crítica a Macri incriminó a Néstor y Cristina Kirchner.

"El otro día hablando con el presidente de un laboratorio, me dijo 'hace muchos años que estoy en este rubro y es la primera vez que un gobierno no me pide plata' y eso me llena de satisfacción porque son mis funcionarios, pero no dejo de pensar que eso que ocurre en nuestro Gobierno debe ser una regla, no podemos ser la excepción", consignó Fernández.