Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
3 de marzo de 2024
Seguinos en
Comercios, industrias y usuarios sin subsidios con aumentos de luz del 100%
El Gobierno informó que no habrá cambios por generación eléctrica para los usuarios de ingresos bajos y medios, aunque podría haber subas por el costo de distribución de Edenor y Edesur
5 de febrero de 2024
Por temor a un traspié en la Justicia, el Gobierno finalmente definió que los aumentos previstos para las tarifas de electricidad se aplicarán solo para los hogares de altos ingresos, que representan el 35% del total de usuarios residenciales (5,4 millones).

Para ellos, la Secretaría de Energía más que duplicó el costo que pagarán por la generación eléctrica y las boletas de luz subirán más de 60% este mes, de manera retroactiva al consumo desde el 1° de febrero.

El aumento también alcanzará a los comercios y a las industrias, y se notará en las boletas que lleguen a partir del mes próximo.

La Secretaría de Energía publicó hoy en Boletín Oficial la nueva programación del precio estacional de la electricidad, que se actualiza de manera trimestral. La última modificación había sido en noviembre pasado, cuando el gobierno anterior, en modo electoral, decretó una baja del precio que pagan los usuarios, comercios e industrias por generar electricidad.

Desde noviembre a la fecha, el salto del tipo de cambio oficial implicó un fuerte aumento en los costos de la electricidad, ya que los contratos están fijados en dólares. Por lo tanto, el valor de referencia de la energía que informó hoy el Gobierno subió de $20.460 el MWh a $44.401; es decir, 117%.

Este aumento tiene un peso de alrededor del 40% en la boleta de electricidad y afecta por igual a los usuarios de ingresos altos (N1), comercios e industrias de todo el país. Los otros servicios que explican el precio final de las boletas son el costo de distribución y transporte eléctrico (para que la electricidad llegue al lugar de consumo) y los impuestos nacionales, provinciales y municipales, que varían según la jurisdicción.

Según la segmentación tarifaria aplicada durante la gestión anterior, los usuarios de poder adquisitivo alto son los que tienen ingresos familiares superiores a 3,5 canastas básicas totales, equivalente a $1,7 millones. Sin embargo, los usuarios que no se hayan registrado en el registro, también son considerados de ingresos altos.

Los usuarios de ingresos bajos (N2) y medios (N3) hasta un consumo de 400 kWh/mes seguirán pagando $2981 y $3756, respectivamente, hasta el 30 de abril. Esto significa menos del 9% del costo de generar electricidad. Por lo tanto, alrededor del 60% del total de hogares residenciales seguirá recibiendo más de 90% de subsidios de parte del Tesoro.

La decisión de mantener los subsidios actuales a los usuarios de ingresos bajos y medios es un cambio con relación a lo que había dicho el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, en las audiencias públicas de enero pasado.

La intención inicial del Gobierno era avanzar con la quita de subsidios a todos los sectores e implementar a partir de mayo próximo la nueva canasta básica energética, que determinará la cantidad de electricidad y de gas que será subsidiada por decil de población y zona geográfica de residencia para aquellos usuarios en los cuales el gasto en energía supere el 10% de los ingresos.