Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de mayo de 2024
Seguinos en
Murió O.J.Simpson, protagonista del juicio del siglo
El deportista, protagonista del llamado “juicio del siglo” por los brutales asesinatos de su esposa y un amigo varón, falleció a los 76 años
11 de abril de 2024
O. J. Simpson, la exestrella de fútbol americano que saltó a la fama a nivel mundial tras ser condenado a 33 años de prisión por un robo a mano armada y por haber sido acusado de asesinar a su exesposa, Nicole Brown, y a Ronald Goldman, murió a los 76 años según confirmó su familia a través de redes sociales.

“El 10 de abril nuestro padre, Orenthal James Simpson, sucumbió a su batalla contra el cáncer. Estaba rodeado de sus hijos y nietos”, expresaron y agregaron: “Durante este tiempo de transición, su familia le pide que respete sus deseos de privacidad y gracia”.
La exestrella de fútbol americano fue condenado a 33 años de prisión por un robo a mano armada, aunque quedó en libertad tras nueve años en la cárcel, después de que la Junta de Apelaciones de Nevada aprobara su pedido de reducir la condena.


En aquella oportunidad los cuatro miembros presentes de la Comisión de Libertad Condicional del estado estadounidense llegaron a la decisión de manera unánime.

La hija mayor de la exestrella del deporte norteamericano, Arnelle Simpson, declaró en una audiencia que los nueve años fueron “duros” y que lo único que deseaban es que su padre “vuelva a casa”.

Asimismo, había expresado entre lágrimas: “Sé que está arrepentido, realmente arrepentido, y solo queremos que vuelva a casa para que podamos seguir adelante con nosotros, tranquilamente, para seguir adelante”.


Una de las víctimas del robo, Bruce Fromong, se mostró en la audiencia a favor de la liberación de “su amigo” Simpson. “Nueve años fueron demasiado y siento que es hora de darle una segunda oportunidad”. El otro coleccionista atacado, Alfred Beardsley, murió en noviembre de 2015.


En consideración de estas declaraciones, Steve Wolfson, el fiscal general del condado de Clark, donde fue juzgado Simpson, dijo que su despacho no objetaría el pedido de libertad.

Tras su carrera como deportista en la NFL, Simpson también alcanzó reconocimiento como actor de cine y presentador de televisión. Sin embargo, una parte significativa de su vida quedó marcada cuando en 1994 enfrentó acusaciones no solo por el homicidio de su expareja, Nicole Brown, sino también por la muerte del camarero Ronald Goldman.


A pesar de llamar la atención mundial durante el juicio televisado en 1995, Simpson fue absuelto de los cargos. Dos años más tarde, un tribunal civil lo encontró responsable de las muertes y le ordenó pagar una indemnización de 33.5 millones de dólares.