Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Colombia tiene su Maddof
Una banda delictiva engañó a más de 250.000 ahorristas a través de una estafa piramidal. Sepa cómo funcionan las inteligencias más destructivas del mundo
7 de enero de 2009
Por Alfredo Sainz
Especial para lanacion.com


Sin el glamour de Wall Street, Colombia hoy vive su propio caso Maddof. En el país sudamericano acaba de ser desbaratada una banda liderada por un empresario local que había logrado engañar a más de 250.000 familias a través de una estafa piramidal.

La empresa cuyos máximos ejecutivos fueron detenidos en los últimos días en Colombia funcionaba captando ahorros a cambio de intereses exorbitantes que, como era de esperar, en la gran mayoría de los casos nunca se pagaron y desaparecieron junto con el capital depositado.

Concretamente, la empresa DMG captaba los fondos ofreciendo a cambio tarjetas prepagas que se podían utilizar para la compra de productos y servicios y que además generaban intereses.

De entrada, la estafa estuvo dirigida a familias muy humildes, aunque a medida que el sistema iba creciendo ?y como es común en estos casos, los primeros ahorristas cobraban los intereses- se fue extendiendo a otros estratos de la sociedad colombiana.

La lista de detenidos incluye a los principales accionistas de DMG encabezados por David Murcia Guzmán, su esposa, su madre y otros cuatro ejecutivos de la empresa. DMG incluso había empezado a dar los primeros pasos en un plan de expansión regional, que incluyó la apertura de las primeras filiales en Quito y Caracas.

La estafa alcanzó una magnitud tal que se estima que los 250.000 ahorristas defraudados perdieron en total más de US$ 850 millones y según un estudio realizado por la facultad de Economía de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá, el alcance de la estafa podría representar para Colombia la pérdida de medio punto de su Producto Bruto Interno (PBI). Incluso, el presidente del país, Alvaro Uribe, tuvo que reconocer públicamente que su gobierno había reaccionado "tardíamente" ante la crisis desatada por el sistema piramidal.

David Murcia comenzó con su estafa hace tres años, revendiendo artículos electrónicos a través de un sistema de tarjetas prepagas, con el plus de que los compradores podían recuperar la plata invertida ganando entre 80 y 150% de la inversión inicial si conseguían enganchar a nuevos "socios".

Los intereses generados en todos los casos provenían de las compras que hacían los que recién ingresaban al régimen. Para la captación de más incautos, DMG incluso llegó a abrir más de 200 locales de atención al público.

Inicialmente, los contactos se hacían boca a boca, aunque la gran explosión del sistema llegó gracias a la red social Facebook, lo que le permitió a la gente de DMG captar nuevos ahorristas más allá de las fronteras colombianas, en Ecuador, Panamá, Venezuela, Perú y México.

Finalmente, Murcia Guzmán fue detenido el 30 de diciembre pasado en la ciudad de Panamá, en donde residía en uno de los edificios más lujosos de la capital de país. En su poder la policía encontró tres yates, dos aviones y doce autos de lujo, incluyendo un Ferrari, un Maserati y un Lamborghini.

En la Argentina, este modelo de estafa tiene un antecedente en el llamado juego del avión, que se popularizó en la década del ?80. El avión funcionaba a través de un sistema piramidal en el que los jugadores hacían un aporte en dinero y para recuperar lo invertido tenían que captar a nuevos inversores. El modelo se seguía reproduciendo hasta que en un momento el sistema se cortaba y los últimos en sumarse perdían todo lo invertido.