Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
A 10 años, extrañamos tanto a Pappo
El 25 de febrero de 2005, Pappo perdía la vida en un accidente carretero cuando viajaba en moto en compañía de su hijo Luciano. Es leyenda
26 de febrero de 2015
Norberto ‘Pappo’ Napolitano, de quien hoy se cumple el décimo aniversario de su muerte en un accidente automovilístico, logró convertirse en leyenda, tras erigirse en la guitarra ícono del rythm & blues en la Argentina.

Integrante de bandas señeras en el rock local como Los Abuelos de la Nada o Los Gatos, fundador de Pappo’s Blues, en la década del ’70, y Riff, en la del ’80, el músico diseñó un estilo tan particular para tocar la guitarra que cautivó al mismísimo B. B. King, quien lo invitó a tocar con él, en el Madison Square Garden de Nueva York, allá por los ’90.

Había nacido el 10 de marzo de 1950. Con apenas 18 años se sumó al incipiente proyecto que capitaneaba Miguel Abuelo y que luego derivó en Los Abuelos de la Nada.

Por esos días compartió como invitado algunos shows de una banda que empezaba a crecer: Manal. También participó en la grabación de un disco para el sello Mandioca, en el que intervinieron, entre otros, Luis Alberto Spinetta, Edelmiro Molinari y Rodolfo García.

A los 19, Pappo es convocado por Lito Nebbia para integrarse a Los Gatos, tras la salida del guitarrista Kay Galifi. Participó de dos discos; ‘Beat nro. 1’ y ‘El rock de la mujer perdida’; luego, en 1968, Carlos Bisso lo sumó a su Conexión Nro. 5 por la que también pasaron Carlos Franzetti y David Lebón.

Junto a dos figuras emergentes de la música rock como David Lebón y Black Amaya, el músico ideó para principios de los ’70 el nacimiento de Pappo’s blues, la primera banda en la que pudo advertirse su sello distintivo.

Sin ser un prestidigitador del instrumento de las seis cuerdas, Pappo supo darle el ‘tempo’ y la velocidad adecuada a sus interpretaciones. Así, el incipiente público del rock duro y del rythm & blues empezó a prestarle atención a ese muchacho de pelo enrulado, voz ronca y aspecto ‘sucio y desprolijo’.

En 1977 se reunió con el ex Manal Alejandro Medina y el baterista brasileño Rolando Castello junior, con los que formó Aeroblus, con el que editaron un disco, de un rock mucho más duro que preanunciaba la siguiente movida del Carpo.

El músico experimentó un largo período de vacaciones en Europa. Inclusive cobró estado público una anécdota en la que su amigo por aquel entonces, el también guitarrista Botafogo Vilanova (Durazno de Gala), lo reemplazó con su nombre en un show brindado en España. Pappo retornó a la Argentina y encabezó un ambicioso proyecto.

Se unió a Vitico (bajo), Michel Peyronel (batería) y Boff Serafine (guitarra rítmica) y entre los cuatro le dieron vida, en los albores de los ’80, a la banda Riff, que a lo largo del tiempo se volvería emblema en el heavy rock argentino.

El primer disco del grupo se llamó ‘Ruedas de Metal’ (1981) y esa combinación explosiva de rock, potencia y velocidad generó automática adhesión en ese público asociado al uso de camperas de cuero de color negro, con tachas. ‘No detenga su motor’ fue el tema símbolo de esa placa debut.

Luego fueron editados ‘Macadam 3.2.1.0’ (1981) y ‘Contenidos’ (1982) que la banda presentó sucesivamente en el estadio de Obras Sanitarias, en Núñez, desgranando piezas que perduran hoy como ‘Susy Cadillac’ o ‘Mal Romance’ o una gema futurista como ‘Pantalla del mundo nuevo’, escrita por Peyronel.

Los incidentes que se producían en cada presentación en vivo actuaron como detonante para que la banda eligiera tocar en forma esporádica. Y así hubo un ‘impasse’ momentáneo.
Pappo Napolitano en vivo: Sucio y desprolijo