Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Quejas contra padres por usar celulares
Lo detectó una encuesta de TNS Gallup. Quieren que les presten atención y jueguen con ellos en lugar de prestar atención a sus smartphones
16 de septiembre de 2015
Casi la mitad de los padres en Estados Unidos que llevan a sus hijos a parques se pasan gran parte del tiempo observando sus teléfonos móviles en vez de ver lo que están haciendo sus hijos, según un nuevo estudio.

Al 44 por ciento de los padres se les dificulta poner atención a sus hijos y aunque ellos sienten culpa, les es muy difícil poder cumplir con lo ideal: centrarse en sus retoños, según un estudio de la Universidad de Washington (UW).

"Las preocupaciones sobre este tema son muy prevalentes y muchas de las personas dicen sentirse culpables sobre sus propios comportamientos", asegura la autora principal del estudio, Alexis Hiniker, estudiante de doctorado de la UW.

Un equipo de investigadoras liderado por Hiniker pasaron varios días observando a padres interactuar con sus hijos en un parque en el norte de Seattle la primavera y el verano pasado.

El estudio, presentado el mes pasado durante una conferencia en Seúl, se centra en cómo muchos de los padres no contestaron cuando sus hijos les pidieron atención, ya que estaban ocupados, pero también ofrece una idea de cómo se sienten los padres con esta distracción.

En 32 ocasiones cuando los investigadores vieron a un niño intentando interrumpir a un adulto que usaba su teléfono, el adulto no respondió en un 56 por ciento de los casos. En cambio, en 70 ocasiones cuando el adulto estaba platicando con otro adulto o haciendo otra actividades no relacionadas con su teléfono, sólo el 11 por ciento no respondió.

Pero no todos sienten culpa sobre sus hábitos mientras cuidan a sus hijos. Casi el 25 por ciento de los entrevistados dijeron que no hay nada malo en ver el correo electrónico y navegar por internet mientras sus hijos juegan.

Según las investigadoras, la mayoría de los padres y niñeras se aburren viendo jugar a los niños. Vieron que estos realizaron llamadas telefónicas en mucho menos ocasiones; en su mayoría se distraían navegando por sus móviles táctiles.

La mayoría de las actividades en móviles incluyen el enviar mensajes de texto a amigos o familia, tomar fotos o enviar correos electrónicos.

Las investigadoras del Departamento de Ingeniería y Diseño Humano de la UW descubrieron que no hay mucha diferencia si se toma en cuenta el género de los padres. Papás y mamás se distraen por igual mientras sus hijos juegan.

Según el estudio, dicha distracción es preocupante, ya que la interacción cara a cara con los niños es la piedra angular del aprendizaje a una corta edad, lo que podría afectar sus habilidades de lenguaje y su capacidad para socializar.

Además, el 26% por ciento de los niños afirma que sus padres miran el celular mientras están con ellos, según arrojó un estudio elaborado por TNS Gallup para McDonald’s Argentina.

Ese resultado, junto a una creciente tendencia que indica que los dispositivos móviles ocupan cada vez más espacio en los momentos que los padres comparten con sus hijos, motivó a la empresa a desarrollar una iniciativa que busca promover como hábito saludable que los padres dejen a un lado sus celulares mientras comparten el tiempo junto a sus hijos, para priorizar de esta manera momentos de verdadero disfrute. En 20 locales de McDonald’s estará disponible la Cajita “Smart” en las mesas, que invitará a los padres a “desconectarse” depositando en ella todos los dispositivos móviles.

La Cajita Smart contendrá además una serie de juegos para estimular la interacción de los padres con los más chicos.

De acuerdo con el estudio un 77% de los niños afirmó que sus padres dialogan con ellos cuando tiene programas fuera de la casa.

Sin embargo, según este estudio, cuando sus hijos les reclaman atención, los padres frecuentemente experimentan culpa o frustración por no haber podido cumplir con ellos. “Consideramos que el tiempo que los padres no dedican a sus hijos cuando éstos son pequeños es muy difícil de recuperar, y hoy en día la incidencia de los dispositivos móviles en los momentos familiares es cada vez mayor” sostiene Ricardo Mendez, Director General de Arcos Dorados Argentina.

“Por este motivo decidimos llevar adelante una iniciativa que ayuda a promover este encuentro genuino, volviendo el momento del almuerzo, merienda o cena una instancia de conexión, de charla y de juego”, indicó.