Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de agosto de 2017
Seguinos en
España: precio de viviendas seguirá cayendo
El precio de la vivienda en España sigue "sobrevalorado" y es previsible que siga cayendo "durante al menos los próximos tres años
19 de diciembre de 2011
El precio de la vivienda en España sigue "sobrevalorado" y es previsible que siga cayendo "durante al menos los próximos tres años, concluyó último informe 'Ernst & Young Eurozone Forecast (EEF), que ve "lejos" una recuperación significativa de la construcción residencial. La consultora dio a conocer este informe el mismo día en que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó que el precio de la vivienda en España aceleró su caída en el tercer trimestre, con un descenso del 7,4% respecto al mismo periodo de 2010.

Este diagnóstico es compartido por otros expertos como el analista de Bankinter, Jesús Amador, quien prevé que el precio de la vivienda siga cayendo al menos hasta finales de 2013 por el deterioro de la demanda que provocarán los altos niveles de paro. Concretamente, desde la entidad financiera se estima que esta caída adicional se situará entre el 5% y el 6%.

La razón, nuevamente, es que sigue existiendo una sobreoferta de viviendas sin visos de ser absorbida porque la demanda está paralizada por las altas tasas de paro y por la escasez de crédito.

El jefe del servicio de estudios de idealista, Fernando Encinar, señala que actualmente sólo se venden aquellas viviendas a las que se les aplican descuentos de entre el 15% y el 25%. "Los bancos están mirando con lupa cada operación, pero si hay este tipo de descuentos es muy probable que den un crédito", añade.

Ambos expertos coinciden además en que los bancos están limitando la concesión de crédito a la compra de sus viviendas en cartera, lo que está haciendo que sean los particulares los que tengan que aplicar los mayores descuentos. "El banco prefiere no bajar el precio y dar el 100% de la financiación para no tener que asumir más pérdidas", precisó Encinar.