Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de diciembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
¿Cómo prevenir los problemas de audición en niños?
Según la Organización Mundial de la Salud 32 millones de niños en el mundo sufren problemas de audición. En Argentina, 4 de cada 1.000 niños nacidos poseen una discapacidad auditiva importante.
17 de noviembre de 2017
La pérdida de audición en los niños se debe en un 50% a factores genéticos. Las infecciones maternas como los virus de la rubeola, citomagalovirus, o herpes simples, prematurez, traumas en el parto, complicaciones asociadas al factor Rh de la sangre, falta de oxigenación en el parto (hipoxia), otitis medias recurrente que no son tratadas debidamente, infecciones como la meningitis o el empleo de medicamentos otóxicos, son algunas de las causas más comunes.

“Si bien en la mayoría de los casos esta patología se encuentra al nacer, detectarla a tiempo es fundamental para revertir la condición”, señaló Agustina Leiro, fonoaudióloga de GAES Centros Auditivos. Algunos de los signos que pueden alertar de un problema de audición son, cuando el niño no se sobresalta ni despierta ante sonidos altos, no progresa en su lenguaje o el mismo no es acorde a su edad, posee fallas múltiples en la articulación del habla, no imita sonidos libremente, posee una comprensión retardada e inapropiada del lenguaje o tiene infecciones en los oídos a repetición.

Según la OMS, las infecciones crónicas del oído son una de las causas principales de pérdida auditiva. La prevalencia mundial de la otitis media crónica o de las infecciones crónicas del oído vara entre el 1 y el 46% en los países desarrollados y los países en desarrollo, generando pérdida de la audición.

“Las enfermedades prenatales explican el 5-10% de todos los casos de pérdida de audición congénita. Los niños que nacen prematuros tienen mayores probabilidades de tener problemas auditivos, además de que entre el 10-20% de las pérdidas de audición se deben a causas postparto”, agregó Leiro.

Según explicó la fonoaudióloga Leiro, “La detección es importante ya que puede prevenir futuros problemas en el habla, especialmente si el infante se encuentra en el primer año de vida. Cualquier pérdida de audición puede ser un problema serio que puede afectar el desarrollo del lenguaje”. Cerca del 20% de las personas que padecen pérdida de audición pueden mejorarla con dispositivos como los audífonos y los implantes cocleares.

Asimismo, exponer a los niños a ruidos fuertes, especialmente de la televisión prevendrán a futuros problemas auditivos.

“Al bañarse o sobre todo para la pileta usar tapones a medida puede evitar posibles infecciones que si son recurrentes puedan llevar a una disminución auditiva futura. Específicamente si están en la etapa de aprendizaje del lenguaje, se recomienda usar volúmenes bajos para ayudar a los más pequeños a tener una mejor comprensión de las palabras”, recomendó Leiro. En la misma línea, el uso excesivo de isopos puede dañar el oído o bien generar tapones de cera.

La detección y el tratamiento precoces son importantes para prestar el apoyo adecuado a los niños que padecen problemas de audición y encontrar la solución más eficaz que evite problemas en el lenguaje a futuro.