Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
5 de diciembre de 2019
Seguinos en
Esquel: una temporada que mira al futuro
15 de julio de 2019
Merced a inversiones públicas y privadas en accesibilidad y conectividad, y la incorporación de nuevos emprendimientos, sobre todo del rubro del entretenimiento; las autoridades de Esquel esperan que la temporada de invierno 2019 sea “histórica” y marque un precedente para el futuro.

Mariano Riquelme, secretario de Turismo de la localidad, destaca que se ha recuperado el cine local, que se había perdido hace muchos años, y se han incorporado nuevos bares, confiterías y sitios de juegos para niños. Además, entre las novedades, menciona que el tradicional Centro de Actividades de Montaña (CAM) La Hoya cuenta con nueva administración, lo que le brinda “nuevo aire” a Esquel y genera mucha expectativa.

Significativas inversiones permiten recibir al visitante con un centro de esquí renovado; un aeropuerto que se está construyendo nuevamente, mucho más grande, cómodo y atractivo; y rutas con progresos en la accesibilidad para quienes arriban por tierra; mejoras en el centro comercial de la ciudad y también en las calles de acceso. “Tenemos un destino ordenado, limpio, seguro y con signos de progreso en todos sus horizontes”, enfatiza Riquelme.

Modernización de La Hoya

En lo que respecta a la nueva concesión del centro de actividades de montaña característico de Esquel, destaca el funcionario “la venta online, un control de acceso electrónico de la empresa Skidata, que genera mayor seguridad y comodidad para el esquiador, la inversión en la confitería y la reestructuración del estacionamiento, que en tan poco tiempo habla de lo que será el Cerro a futuro”. Asimismo, subraya que la experiencia de la empresa concesionaria en otros centros de esquí, anticipa una mayor visibilización de La Hoya en materia comercial, al vincularse con operadoras mayoristas, lo que redundará en un mejor servicio para el esquiador.

Riquelme está convencido que el punto más fuerte de Esquel sigue siendo “la calidad de nieve que caracteriza a La Hoya desde siempre y la tranquilidad y seguridad para quienes nos visitan; con la calidez de nuestra gente, que hace que quienes llegan a Esquel se sientan como en su casa”. Y refuerza que “Esquel no es un destino masivo” y que “esta característica permite que el visitante disfrute toda su estadía sin contratiempos, colas ni periodos prolongados de espera”.

El secretario de Turismo anticipa que ésta será “una temporada histórica y el comienzo de un camino muy prometedor en cuestiones de inversión y desarrollo de producto” del CAM La Hoya. Y apunta que desde el Estado se acompaña “este proceso de inversión privada con inversiones públicas”, con el objetivo de consolidar a Esquel como “un destino donde la calidad sea el elemento diferencial”.

Una apuesta al futuro

Respecto a las reservas, Riquelme distingue que este año, a diferencias de otras temporadas, las ventas se concretan a último momento, consecuencia de una demora en las definiciones sobre lo que ocurriría con el centro de esquí. Empero, “a medida que mostramos los avances en el cerro, las consultas comenzaron a incrementarse y estimamos que este comportamiento se va a mantener”, se entusiasma.

Comparativamente, Riquelme estima que esta temporada será similar a las anteriores, ya que se está “atravesado un proceso de transición, donde la empresa concesionaria del cerro tiene su foco puesto en las inversiones de infraestructura necesarias para garantizar un cerro de calidad”. Confía en que los esquiadores que ya conocen el cerro “identificarán los cambios” y que la próxima temporada será para “la captación de nuevos esquiadores para que tomen contacto con la montaña con las inversiones básicas terminadas”.

Remarca Riquelme que “la proyección de crecimiento es a mediano plazo para no colapsar los servicios tanto en el cerro como en el destino”, que se proyecta un “crecimiento controlado pero sostenido a medida que el cerro y el destino vayan garantizando la calidad de sus servicios”. Y reitera que es la “calidad” lo que se debe cuidar como característica distintiva de La Hoya como producto y Esquel como destino.

Integración regional en camino

Riquelme destaca que el CAM La Hoya es el principal atractor de turismo que tiene Esquel cada invierno, con miles de esquiadores de la Argentina y de países limítrofes e incluso de Europa, que vienen para entrenar la doble temporada anual. Pero destaca que también está “el Parque Nacional Los Alerces, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, que es digno de visitar en cualquier momento del año”. Menciona además al “Viejo Expreso Patagónico ‘La Trochita’, un tren de cerca de cien años, declarado Monumento Histórico Nacional” que, subraya, “en invierno tiene un elemento muy especial que es que el turista debe alimentar las salamandras a leña para calefaccionar los vagones durante la excursión”.

“Está Trevelin y su cultura galesa, la Reserva Natural Urbana Laguna La Zeta, entre muchas otras opciones”, concluye Riquelme, adelantando además que se está trabajando en un “proyecto de integración regional sin precedentes”: el Corredor de Los Andes. Cuenta que en octubre de 2018, once intendentes firmaron un acta acuerdo para conformar este Corredor, que tiene como objetivo que cada uno de los destinos muestre lo único e irrepetible que puede ofrecer al turista, pero integrado a lo largo de un corredor de 200 kilómetros, unidos por la Ruta 40 y con dos aeropuertos de cabecera: Esquel y Bariloche.

“Entendemos que el turista ya no consume destinos, sino regiones; aquí en la Patagonia este comportamiento es aún más visible, ya que la distancia de los principales centros emisores hace que el turista una vez que llegó, quiera conocer lo más posible”, explica Riquelme y precisa que “Esquel, dentro del Corredor de los Andes, es el principal centro de servicios por ser el destino más desarrollado, que cuenta con la terminal de ómnibus más grande y el aeropuerto, lo cual lo transforma en el principal receptor y distribuidor de turistas hacia el Corredor”.