Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
31 de marzo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Francisco nombra al estratégico "Papa rojo": ¿Su sucesor?
Se trata del arzobispo de Filipinas y titular de Caritas Internacional. Analistas lo consideran una jugada destinada a recuperar poder y dar una señal a China
9 de diciembre de 2019
El argentino Papa Francisco sorprendió al mundo eclesiástico con una jugada política de alto impacto, que podría definir a su futuro sucesor.
Anunció el nombramiento de como “ministro” en la Curia Romana a su más probable sucesor en el próximo Cónclave, el cardenal filipino con raíces también chinas, Luis Antonio “Chito” Tagle, de 62 años, arzobispo de Filipinas y presidente de Caritas Internacional.

Ocupará el estratégico cargo de Prefecto del dicasterio para la Evangelización de los Pueblos, conocido como “Propaganda Fide” cuando fue fundado hace 400 años como el principal instrumento para dirigir las misiones de la Iglesia en todo el mundo. Tagle será conocido como el “Papa rojo”, como llaman desde hace siglos al titular de “Propaganda Fide” por su extendido poder.

Viste el rojo de la púrpura cardenalicia pero sus poderes son superiores a los otros “ministros” de la Curia, porque de hecho designa a los obispos en las tierras de misión de la Iglesia, casi como un Papa.

Tendrá a su cargo el manejo de un patrimonio inmobiliario de alrededor de US$ 10.000 millones.
El viernes 13 Francisco festejará sus 50 años de sacerdocio, que ya es celebrado en la capital con rezos colectivos y misas que exaltan al obispo de Roma.

El jueves 26, Bergoglio cumplirá 83 años. Su estado es saludable y fuerte, como demuestra su actividad actividad y los 32 viajes que ya ha realizado por el mundo.
Francisco encontró en el filipino el continuador para trasmitir en el mundo la idea misionaria propia del papado de Bergoglio, de una Iglesia abierta, pobre y para los pobres, que no tiene miedo de entrar en la periferia geográfica y existencial. Es más, es la periferia la que se convierte en el centro de gravedad del presente y futuro del catolicismo. Asia, donde viven 4.600 de los 7.400 millones de habitantes, encarna todos los desafíos que motorizan las ideas de Bergoglio y la actividad apostólica de “Chito” Tagle.

En los 32 viajes por el mundo, el Papa argentino no hizo giras por ninguno de los países europeos, sobre todo los grandes, que han escrito la historia del catolicismo.

En cambio, prefirió a los asiáticos, convencido de que allá se juega el futuro crítico del catolicismo, fuerte solamente hasta ahora en Filipinas, colonizado por los españoles que les trasmitieron la catolicidad.

En el centro de Asia está China, con sus casi 1.400 millones de habitantes, un gobierno comunista que ha perseguido a los católicos pero que firmó un acuerdo con el Papa de Roma que está siendo puesto a prueba.

El sueño de Jorge Bergoglio es ser recibido algún día en Beijing y otros lugares del país no solo más poblado si no ya la segunda superpotencia mundial.

El éxito del reciente viaje del Papa a Tailandia y Japón refuerza el camino asiático, que en el caso filipino se ha visto reforzado por la brillante personalidad del arzobispo Tagle, que recibió la purpura cardenalicia en 2012 de manos del entonces Papa Benedicto XVI, hoy pontífice emérito. Su madre de origen chino es un aspecto fundamental de la vida del arzobispo Table. “Chito” reconoce que vecino “a la tradición china” que favorece la diplomacia de la sonrisa y de la hospitalidad. Invitado muchas veces, conoce China a fondo.