Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
28 de febrero de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
A Fernando los rugbiers le dieron una golpiza mortal
Fernando Báez Sosa, de 18 años, sufrió múltiples lesiones por trompadas y patadas en la cabeza y el abdomen. según reveló la autopsia forense
9 de febrero de 2020
Fernando Báez Sosa​ no pudo defenderse. Ya había caído al piso, producto de una trompada en la cara, cuando los rugbiers lo atacaron sin piedad. Piñas. Patadas. En la cabeza, en el abdomen. Todo ese combo de violencia derivó en hemorragias internas y en "un shock neurogénico", es decir, un daño al sistema nervioso a causa de los golpes en el cráneo que resultó mortal.

La autopsia realizada el pasado 18 de enero por un médico de la Policía Científica, el mismo día del homicidio, reveló detalles que son estremecedores.

Sin embargo, para el médico forense Mariano Narciso Castex, "es pobre, rutinaria y omite profundizar en la causa de muerte".
El documento, que fue entregado el 22 de enero a la fiscal Verónica Zamboni (UFI descentralizada N° 6 de Vila Gesell), señala que Fernando murió "en forma traumática producto de un paro cardíaco traumático por shock neurogénico producido por múltiples traumatismos de cráneo que generaron hemorragia masiva intracraneana intraparenquimatosa sin fractura ósea".

"Las muertes son naturales o violentas. Dentro de las violentas hay tres variedades: homicida, suicida o accidental. Una muerte traumática es una muerte violenta. Aunque parezca una obviedad, el médico tiene que certificar todo esto, y en este terrible caso de Villa Gesell está claro que fue una muerte traumática, no natural", explicó a este diario el criminalista Raúl Torre.