Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de mayo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Florencia Kirchner regresará a Buenos Aires tras un año en Cuba
Lo anunció su madre, la vicepresidenta Cristina Kirchner. Dijo que ambas cumplirán la cuarentena de 14 días. Está procesada en dos causas en las que no tiene fueros
20 de marzo de 2020
Tras permanecer más de un año en Cuba por un "tratamiento médico", Florencia Kirchner volverá a Buenos Aires junto a su madre, la vicepresidenta Cristina Fernández.

“Ella junto a sus médicos y sus médicas lograron restablecer parte de su salud perdida y hace un tiempo vienen trabajando su regreso a casa. Pero ya se sabe, nada es tan sencillo. Por eso Flor me pidió que la venga a buscar para ayudarla... Sentía que sola no iba a poder", dijo la vicepresidenta. Llegarán en las próximas horas en la conexión semanal que realiza Cubana de Aviación con la Argentina, en medio de la cuarentena obligatoria dispuesta por el presidente Alberto Fernández para evitar la propagación del coronavirus.

Si bien tiene libertad para movilizarse porque los funcionarios están dentro de los exceptuados del decreto, la ex jefa de Estado aseguró que cumplirá con aislamiento de 14 días en su casa.

“Si bien Cuba no es un país de riesgo, al llegar cumpliré con los 14 días de aislamiento. Sé que es una obviedad decirlo pero ya se sabe... A veces hay que aclarar hasta lo obvio”, dijo la vicepresidenta, siempre tentada por recurrir a la ironía.

En su serie de tuits, Cristina Kirchner se refirió a las críticas recibidas tras conocerse que viajaría al país caribeño en medio de la crisis generada por el avance del coronavirus, como también a la labor de los médicos que atendieron a su hija durante el último año.

“Algo tan humano y por eso tal vez incomprensible para los depredadores de almas y corazones que durante esta semana especulaban mediáticamente, como siempre, el porqué de este viaje; el décimo en un año”, criticó.

“Me pongo a pensar cuánto tiempo pasé este último año en La Habana: casi cien días. Y siento que aunque tuviera cien vidas, ellas no me alcanzarían para expresar mi agradecimiento a esta Cuba solidaria, castigada por los poderosos pero digna y altiva”, escribió.

La situación judicial de Florencia Kirchner

Florencia Kirchner tiene dos frentes judiciales abiertos: está procesada en las causas Hotesur y Los Sauces.

Ambas fueron elevadas a juicio y, aunque aún no comenzó el proceso y no se fijaron las fechas de inicio, la situación procesal de Florencia es la mayor preocupación de Cristina Kirchner.

Es que, al no ocupar un cargo político, su hija no posee fueros y, ante una eventual condena u orden de prisión preventiva, podría quedar detenida.

En la causa Hotesur, donde se investiga el reciclaje y blanqueo de dinero ilícito través de la actividad hotelera canalizado por las empresas de Lázaro Báez, a Florencia se la procesó por su participación en la estructura societaria a través de la cual se efectuaron las maniobras de lavado.

Su incorporación a este esquema se dio a partir del fallecimiento de Néstor Kirchner, el 27 de octubre de 2010 y, de allí en adelante, según concluyeron el fiscal Gerardo Pollicita y el juez Julián Ercolini, la hija del matrimonio presidencial retiró dinero de la firma Hotesur en concepto de créditos. "Es muy terrible para una joven que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre", dijo en su momento la ex presidenta.

Los funcionarios judiciales sostuvieron que Florencia "se valió de la estructura societaria creada por sus padres y su hermano y a partir de su ingreso a la firma como accionista, designó autoridades en el órgano de directorio, aprobó cada uno de los ejercicios económicos de la empresa Hotesur SA entre 2010 y 2013, ratificó la contratación con la empresa Valle Mitre SA, y se benefició con el crecimiento de la sociedad familiar y con el retiro personal de fondos".

A mediados de 2016, Ercolini le embargó a Florencia Kirchner una caja de seguridad y dos cuentas bancarias, donde se detectó que tenía más de 5 millones de dólares y 50.000 pesos. En la causa Los Sauces, que fue instruida por el fallecido juez Claudio Bonadio, Florencia Kirchner quedó procesada como miembro de la asociación ilícita y Cristina como jefa.

Tanto como en Hotesur, se comprobó que la hija del ex matrimonio presidencial ingresó al esquema societario después de la muerte de su padre, en calidad de socia de Los Sauces S.A, como parte del directorio y empleada de la firma, de la cual recibió dinero en una de sus cuentas bancarias.

Tras procesar a Cristina y a sus hijos en esta causa, Bonadio se declaró incompetente y envió el expediente a Ercolini, que luego decidió elevarla a juicio oral.

El Tribunal Oral Federal N°8 resultó sorteado para el juicio de la causa Hotesur, y el Tribunal Oral Federal N°5 será el que ejecute el juicio para la causa Los Sauces.

A pesar de los pedidos formulados por la defensa de Cristina Kirchner y sus hijos, el abogado Carlos Beraldi, se rechazó unificar las causas. En caso de que alguno de los tribunales halle a Florencia Kirchner culpable por los delitos por los que se la acusará, y de que la pena sea superior a los tres años de prisión, podría quedar detenida. El delito de asociación ilícita prevé una pena de 3 a 10 años.

En febrero de 2019, Florencia Kirchner -ya apuntada por la Justicia- había ido a Cuba para participar de un curso intensivo de cine, pero, según dijo Cristina Kirchner, no pudo siquiera asistir a las clases porque su salud se deterioró, y quienes la tratan allí le indicaron que no puede caminar ni estar sentada.

En aquella época -siempre según su madre- tampoco podía viajar en avión para regresar a la Argentina, motivo por el cual ella viajó en varias oportunidades a visitarla.

Según informó, presentó certificados médicos sobre el estado de salud de Florencia a los tribunales federales.

Ahora, con su madre en la Vicepresidencia, llegó la hora del regreso.