Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de mayo de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Junta médica dijo que Diego Maradona "agonizó 12 horas"
El informe final, que no firmaron dos peritos, se determinó que el "diez" estaba mal atendido y que no se lo asistió como debía para su estado
3 de mayo de 2021
La junta médica concluyó que Diego Maradona agonizó 12 horas antes de su muerte, que "no estaba en pleno uso de sus facultades mentales", que pudo haber tenido "más chances de sobrevida" si hubiera estado internado en una clínica y que el equipo médico tratante fue "deficiente", "temerario" e "indiferente" ante la posibilidad cierta de su fallecimiento.

Así se desprende de las 13 "conclusiones médico legales" del informe -al que tuvo acceso Télam de fuentes judiciales-, que escribieron los peritos oficiales que durante dos meses analizaron las circunstancias de la muerte del "10" y que el lunes va a ser incorporado formalmente al expediente.

"Si bien resulta contrafáctico afirmar que DAM (Diego Armando Maradona) no hubiese fallecido de haber contado con una internación adecuada, teniendo en cuenta el cuadro documentado en los días previos a su muerte, en un centro asistencial polivalente recibiendo una atención acorde a las buenas prácticas médicas, concordamos en que hubiese tenido más chances de sobrevida", señala la primera conclusión.

Luego, los peritos oficiales criticaron la labor del equipo médico que encabezaban el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, los dos principales imputados del expediente, al afirmar que su actuar fue "inadecuado, deficiente y temerario".

La conclusión número 13 y final es la que, según ya anticipaban fuentes judiciales, complicará la situación procesal de los imputados con un posible cambio de la actual carátula de "homicidio culposo" -con pena de 1 a 5 años de prisión-, a un "homicidio simple con dolo eventual" -que prevé de 8 a 25 años de cárcel-.