Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
23 de junio de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Eslovaquia, segundo país de Europa en aplicar la Sputnik V
La otra nación del bloque que ya la usa es Hungría. La vacuna rusa aún no está aprobada por la Agencia Europea del Medicamento, ni por la OMS
8 de junio de 2021
Eslovaquia comenzó con la vacunación contra el coronavirus con las dosis de la dosis rusa Sputnik V, que hasta ahora no fue aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ni por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, se convirtió en el segundo país de la Unión Europea (UE) en aplicarla, luego de Hungría.
A comienzos de marzo, el país importó de Rusia las primeras 200.000 dosis. “Estaba esperando la Sputnik. Si en Eslovaquia no fuera posible, habría pedido a la embajada rusa la oportunidad de ir a Rusia para vacunarme”, dijo Igor, el primero que recibió la Sputnik el lunes en Zilina, en uno de los ocho centros de vacunación con la vacuna rusa.

El entusiasmo resalta en este centro, sobre todo en la gente entre 40 y 60 años que quieren recibir su dosis. “Creo que es la vacuna más segura de todas”, dijo Vladimir, un hombre que llegó al lugar para vacunarse.

Pero el interés general de la población es más bien escaso, contrario a las esperanzas del gobierno. Según un sondeo, son 5000 los eslovacos- sobre 5,4 millones- los que prefieren este inmunizante.

Igor Matovic, exministro eslovaco, fue quien propuso la iniciativa de importar las dosis. Renunció en marzo tras fuertes críticas por la decisión de adquirir las dosis y por su manejo de la pandemia.
El funcionario, que ahora está a cargo del ministerio de Finanzas, no tiene intención de vacunarse con la Sputnik, porque la vacuna no aprobada en la UE “complicaría los viajes al exterior” que su cargo requiere.

Es el segundo país europeo que no espera a la autorización de la EMA para dar comienzo a su campaña de inmunización. El primero en despegarse del bloque fue Hungría, que eligió a la vacuna rusa junto a otras seis vacunas autorizadas en el país, entre ellas las inyecciones desarrolladas por Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca/Oxford y Sinopharm.

rob