Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de mayo de 2022
Seguinos en
Intendentes K autorizan subas salariales de hasta el 85% y aumentarán tasas
Preocupados por ser reelectos, negocian paritarias exorbitantes y piensan financiarla con la plata de los contribuyentes subiendo tasas. Se esperan fuertes alzas de impuestos en el conurbano
8 de mayo de 2022
La plata no es de ellos, sino que la ponen los contribuyentes, así que muchos intendentes del conurbano están negociando paritarias estratosféricas con el fin de ir sumando voluntades para ser reelectos en el 2023.

Con un pronóstico de inflación anual por encima del 60%, en todos los gremios las previsiones que se hacían a principio de año quedaron desfasadas.

De 26 intendentes del Gran Buenos Aires, entrada la primera semana de mayo son solo cuatro los que pudieron anunciar aumentos iguales o superiores al 60% proyectado. Más otros dos que, con particularidades, también llegan a esa cifra.
En Morón, el distrito que gobierna de nuevo el kirchnerista Lucas Ghi, se acordó un aumento cercano al 80%, que llega al 85% para las categorías más bajas, y que incluye el reconocimiento de lo perdido en 2021 que, según cálculos del Municipio, estuvo entre el 6% y el 10%.

Otros tres intendentes anunciaron subas del 65%. Lo hicieron los cristinistas Mayra Mendoza (Quilmes) y Alejo Chornobroff (Avellaneda), aunque incluyendo sumas fijas en el cálculo, es decir que el porcentaje sería algo más bajo para los sueldos más elevados. El mismo número acordó Fernando Moreira, el reemplazante en San Martín del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, que además incluyó una cláusula de revisión en agosto.

En Malvinas Argentinas, el distrito del ministro de Infraestructura bonaerense Leonardo Nardini, que actualmente gobierna de manera interina Noelia Correa, se cerró un aumento del 50% en dos tramos para los trabajadores municipales en general, pero para los que se desempeñan en el área de Salud el porcentaje sube al 60%.

El otro caso particular es Berazategui. Allí, Juan José Mussi firmó con los sindicatos una suba del 40% que, vista la situación de la economía, parece simbólica ya que se incluyó una cláusula gatillo para garantizar que los salarios municipales crezcan al menos un punto por encima de la inflación anual.

Hurlingham, por su parte, anunció un aumento salarial del 55% para sus trabajadores y estableció un adicional por “tareas de cuidado” de $ 3.000 para las mujeres, convirtiéndose así en el primer distrito del país en reconocer económicamente estas cargas. “Cuando las mujeres terminan su jornada laboral, en realidad siguen trabajando. Por ejemplo, criando a los chicos, ocupándose de tareas de limpieza y mantenimiento de sus hogares, teniendo familiares a cargo. Dichas tareas recayeron históricamente en las mujeres, y son fuente de desigualdad en todos los ámbitos, incluido el laboral”, señaló el intendente Damián Selci.

En el caso de Ituzaingó, el municipio llegó a un acuerdo con los sindicatos de aumentar 51,25% distribuido en tres etapas. El primer aumento fue de un 25% a partir de los haberes del mes de marzo, en julio se incrementará un 10% y otro 10% a partir de noviembre.

Los trabajadores municipales de José C. Paz y Merlo recibirán un 50% de aumento. En Merlo, el primer tramo del 20% será con el haber de este mes, el 15% en junio y el 15% restante en noviembre.

La Matanza acordó un aumento del 45% anual, pero fue el Municipio que dio un mayor incremento en el primer tramo, ya que a partir de marzo todos los trabajadores recibieron un 30% más en sus haberes.

En Tres de Febrero se alcanzó un acuerdo del 38% acumulado anual dividido en tres tramos: un incremento del 10% en marzo, 12% en junio y 12% en agosto. ¿Alcanzará o deberá renegociar? El Municipio de Moreno, por su parte, acordó un incremento salarial del 35% dividido también en tres etapas. Se pagó un 15% con la liquidación de los salarios de marzo y se sumará un 10% con la liquidación de julio y otro 10% con la de septiembre. “Volveremos a reunirnos en paritarias en el mes de septiembre para complementar el último tramo de incremento salarial con un piso del 5%”, aseguraron desde la comuna.

San Miguel es el único Municipio del Oeste en el que aún no acordaron el incremento anual, aunque ya otorgaron un 15% en los haberes de este mes y adelantaron que habrá otros aumentos a lo largo de este año “para no quedar atrás de la inflación”.

Tanto en Avellaneda como en Quilmes, donde se acordaron los incrementos más elevados de la región Sur, los porcentajes del 65% son un promedio ya que se componen de un 48% sobre todos los salarios, más sumas fijas. En Quilmes, por otra parte, ya se pautó una revisión para septiembre. Florencio Varela por ahora no se movió del acuerdo alcanzado a principios de 2022, que prevé una actualización del 50% en tres tramos (20% ya se aplicó en marzo, 15% en julio y 15% en septiembre). En abril sí se actualizó un complemento que cobran los trabajadores y tanto el intendente Andrés Watson como Darío D'Aquino, secretario general del sindicato, informaron que se encontraban "en diálogo permanente".

En Esteban Echeverría, tras una compleja negociación se acordó un 34% en tres tramos (abril, julio y octubre) que se suma al 15% que ya se había otorgado en enero. Además sextuplican el pago por presentismo que era de apenas $ 390 y pasa a $ 2.370.

El aumento acumulado en Lomas de Zamora en lo que va del año ronda el 28%. Allí, históricamente, la negociación paritaria no es anual sino que se mantiene abierta durante todo el año, y suele tener revisiones cada tres o cuatro meses.

Lanús, en tanto, donde el ejecutivo mantiene una situación de conflicto con uno de los sindicatos de municipales, dispuso por decreto un incremento del 40% con un compromiso de revisión en septiembre.

Como una señal de las dificultades que debió afrontar el personal de Salud durante los dos años pasados en los momentos más complejos de la pandemia de Covid 19, dos municipios de la zona Norte del Conurbano anunciaron aumentos salariales diferenciados para los trabajadores que se desempeñan en esas áreas. Uno de los que lo hizo fue Malvinas Argentinas. Allí, el aumento general para los municipales será de un 50%, incluyendo un 30% que ya se aplicó en marzo y otro 20% en septiembre. Pero para el personal dependiente de la Secretaría de Salud municipal la suba en marzo incluyó un 10% adicional.

El otro distrito que informó aumentos diferenciados fue Pilar, donde el aumento será del 53% en tres tramos para los salarios en general y el personal de Enfermería recibirá, además, dos sumas fijas que serán de $ 25 mil para los licenciados, $ 18 mil para los agentes de enfermería profesional y $ 10 mil para los auxiliares.

El mejor acuerdo paritario anunciado hasta el momento en el Norte fue el de San Martín, donde Fernando Moreira acordó un 35% en tres tramos de los cuales dos ya fueron incorporados a los sueldos, con los de marzo y abril, y el restante se hará efectivo en septiembre. Además hay una cláusula de revisión de "evolución de la inflación" establecida para la segunda quincena de agosto.

En el caso de San Isidro, se mantiene por ahora el acuerdo dispuesto en diciembre de 2021, cuando los municipales cerraron un aumento acumulado del 54% para todo 2022.

El número en Escobar es 50% en tres tramos. El primero, del 20%, ya ingresó con el salario de abril y los otros dos, del 15%, serán en agosto y noviembre. En el resto de los municipios todavía está por definirse cuánto aumentarán los sueldos municipales a lo largo de 2022. Tigre otorgó ya un incremento a cuenta del 22% mientras se resuelven las negociaciones. San Fernando, un 25% con revisiones previstas para julio y octubre.

Y en Vicente López se adelantaron cuatro meses las negociaciones en relación con las fechas en las que históricamente se realizan. Los representantes del gremio y las autoridades tenían previsto reunirse este viernes y, mientras tanto, se acordó un anticipo del 10% retroactivo a febrero (5%) y marzo.