Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
2 de octubre de 2022
Seguinos en
Pachelo: "Soy calentón y vehemente, pero no asesino"
El imputado pidió declarar nuevamente luego de que en el juicio pasaran escuchas de sus charlas con periodistas. Qué contó que pasó el dia del asesinato
8 de agosto de 2022
“Soy calentón, soy vehemente y no me gusta quedarme callado cuando algo no es así. Pude decirle algo a uno u otro periodista sí, pero con el afán de que nos dejen tranquilos”, se justificó Nicolás Pachelo, el acusado de haber asesinado a María Marta García Belsunce, quien pidió declarar en el juicio que se realiza en Sn Isidro.

"Para mí, el 27 de octubre de 2002 fue un día normal, fui a jugar al fútbol, fui a buscar a mi hijo”, narró el imputado y, cuando se supo que a la socióloga la habían matado y ni había tratado de un accidente, señaló: “Tuve que reconstruir mi domingo 50 días después. Sabía que a las 19.40 habíamos estado en Paseo Alcorta porque fuimos con mi mamá a comprarle el regalo a mi hijo y reconstruí para atrás... Hay horarios que los preciso porque hay documentos”.
La idea de los defensores de Nicolás Pachelo era que él conteste a los dichos de los testigos una vez por semana, los viernes, pero se negó: “Porque me olvido”, dijo este lunes en la duodécima audiencia del juicio donde está imputado por el crimen de María Marta García Belsunce.

Así nuevamente pidió declarar, eso sí, se negó de nuevo a responderles preguntas a los fiscales y a la querella, aunque sí habló del día del asesinato por primera vez desde que comenzó el debate.

“Nuestra vida era un infierno también, a nivel mediático y social, era insoportable. Yo también tenía hijos que llevar al colegio, nos terminamos divorciando, nos mudamos, tuve una pelea con mis hermanos y cerramos la empresa. El agobio era permanente, guardias, fotos por todos lados y no teníamos nada que ver a nivel judicial porque la familia tiraba bocadillos”, se quejó Pachelo.

Así, narró que ese domingo fue a jugar al fútbol, luego pasó a buscar a su hijo -que tenía 7 años por ese entonces-, quien se había quedado a dormir en la casa de un amiguito, y volvió a Carmel:

“Entre a mi casa y puse la televisión de fondo. Había un partido, no recuerdo cuál. Me bañé, me cambié y agarré una mochila que me había pedido mi mujer”, recordó y contó que su ex había ido en combi a la Ciudad de Buenos Aires con sus otros dos hijos porque iba a ver un recital.

No pudo precisar si antes o después de ello, ese lluvioso 27 de octubre de 2002, y antes de salir del Carmel para ir a encontrarse con su mamá porque le iba a comprar el regalo de cumpleaños a su hijo al shopping Paseo Alcorta; fue hasta el club house del barrio corriendo a buscar el coche de su mujer, más cómodo para regresar toda la familia de la Ciudad de Buenos Aires.

“No estaba corriendo porque estaba haciendo gimnasia, sino porque mi hijo estaba solo”, recordó, pero no pudo precisar si se cruzó con alguien.

¿Por qué es clave esto? Porque a María Marta la mataron alrededor de las 18.30 de ese domingo 27 de octubre. Pachelo, según los registros, llegó al barrio pasadas las 17.30 y se fue antes, a las 18.59.

“En todo momento dije que no estaba en Carmel a las 19 horas, no sé donde mentí”, dijo. Y remarcó: “Si hay diferencia de horarios no es para buscar coartadas falsas. No nos preguntaron el 28 de octubre (de 2002), por un sinfín de cosas no se supo que era un asesinato, no por Nicolás Pachelo”.