Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
29 de noviembre de 2022
Seguinos en
La empleada de los jubilados de Vicente López: "Soy inocente"
Luego de ser liberada, Nina contó su verdad sobre la relación con el matrimonio asesinado en su casa. Detuvieron al hijo de las víctimas y sospechan de él
8 de septiembre de 2022
Después de 13 días María Ninfa Aquino, de 64 años, la empleada doméstica del matrimonio asesinado a tiros en Vicente López, fue liberada por la Justicia. La causa dio un giro impactante, ya que el nuevo detenido acusado del crimen fue el hijo de la pareja asesinada, Martín Santiago del Río.

Así, en la mañana de este jueves, Aquino, apodada “Nina”, dio su versión de los hechos.

Se mostró decepcionada con Martín, quien la acusó del crimen a ella en un primer lugar, y aseguró que jamás imaginó un desenlace así para la vida de sus empleadores.

“Mi relación era excelente, llevaba 12 años con ellos. Mi relación con los chicos, no sé nada porque vivían arriba (...) Yo soy inocente. Y no sospecho de nadie. Yo tengo que ver las cosas para decir. No acusar. Eso de acusar porque sí es muy feo”, reflexionó Aquino ante los medios en la puerta de su domicilio.

“Al pasar por la casa, Martín me saludaba, me hacía una broma, me palmeaba la espalda. Pero nada extraño. Nunca imaginé algo así. Martín sabrá por qué me echó la culpa a mí”, agregó.

El doble crimen de Vicente López ocurrió dentro de una importante mansión a pocas cuadras de la Quinta de Olivos el último 24 de agosto.

José Enrique del Río, de 74 años, y su mujer Mercedes Alonso, de 72, fueron hallados sin vida en el interior de su automóvil Mercedes Benz, en el estacionamiento de una casona situada a pocos metros de la Quinta Presidencial de Olivos.

El hombre, un ex policía y empresario retirado, tenía tres disparos en su cuerpo, en tanto que la mujer presentaba una herida de proyectil en uno de sus ojos. Se encontraban ubicados en los asientos del conductor y acompañante respectivamente.

Finalmente, la causa dio un giro tremendo el miércoles y efectivos de la Policía Bonaerense detuvieron a Martín Del Río, cuando el empresario de 47 años ingresaba al lote 27 del barrio privado Barrancas del Lago del Nordelta.

La acusación formulada por los fiscales Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería fue por doble parricidio y se basó en una voluminosa cantidad de pruebas que incluyen testimonios, análisis de celulares y, sobre todo, cámaras de seguridad.

Eel móvil del crimen sería económico y estaría relacionado con el departamento del exclusivo edificio Chateau de Avenida del Libertador al que la pareja de jubilados tenía pensado mudarse. La hipótesis es que Del Rio hijo primero los estafó en casi dos millones de dólares y luego los asesino.