Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de abril de 2024
Seguinos en
Demichelis y Barco, un conflicto inesperado en el mundo River
El director técnico del Millonario, a la salida del vestuario, fue tajante ante los periodistas que se encontraban presentes en la zona mixta
15 de febrero de 2024
Una noche atípica vivió River Plate en el Monumental José Fierro durante la igualdad 0-0 ante Atlético Tucumán.

El resultado quedó en un segundo plano producto de la desobediencia de Esequiel Barco, quien pese al pedido del director técnico Martín Demichelis, le quitó el penal que debía ejecutar el colombiano Miguel Borja.

Su acto de indisciplina no pasó inadvertido, ya que el estratega del conjunto millonario decidió reemplazarlo en el entretiempo por el joven Franco Mastantuono.

Sin embargo, algunos de los rumores nocturnos que sobrevolaron en los pasillos del estadio del Decano hablaron de un conflicto mayor dentro del vestuario visitante, algo que fue desechado por completo por el propio Martín Demichelis cuando salía del camerino junto al resto del plantel.

En conferencia de prensa, el ex jugador del Manchester City y Málaga se refirió a la novela de los penales malogrados por Esequiel Barco y explicó por qué decidió reemplazarlo.

“A cualquiera le puede pasar de errar un penal, en este caso dos. Consideré que no estaba emocionalmente al 100% en el entretiempo como para que siguiera jugando. Es un gran chico, a veces las emociones de los jugadores... Venimos ganando y quiere participar porque todavía no había convertido en esta temporada. Ya pidió disculpas porque no es egocéntrico. Él no quería ceder la pelota, pero de todo se aprende. Seguramente, se lleve una gran experiencia. Repito, consideré que no estaba emocionalmente al 100% para jugar en el segundo tiempo”, esbozó.

“Cualquiera de los dos (Barco o Borja) son los encargados de patear y, muchas veces, resuelven los chicos dependiendo sus sensaciones. Cuando erró Esequiel, participé para pedirle que sea Miguel, no se dio y todo el desenlace posterior ya es conocido”, declaró.

Micho, además, evitó caratular el episodio como una desobediencia: “No, eso es a libre interpretación para el mundo de afuera. Lo que tenemos que hablar puertas adentro, lo hablamos. Incluso, Esequiel ya pidió disculpas. Lo necesitamos y lo necesitamos muy bien. Es un jugador desequilibrante, que lo venía haciendo muy bien. Después de errar el segundo penal, se vieron situaciones erráticas para él, que normalmente son atípicas. Por eso consideré que no estaba emocionalmente para seguir”.