Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
3 de marzo de 2024
Seguinos en
Record Guinness: nació de óvulo congelado 14 años
Es el período más largo de almacenamiento de gametos femeninos seguido de nacimiento vivo
16 de diciembre de 2016
Halitus Instituto Médico junto a Mónica Coronel y Eleuterio Aquino obtuvieron el Record Guinness por el período más largo de almacenamiento de gametos femeninos seguido de nacimiento vivo a nivel mundial – 14 años.

Yanina, una niña concebida con óvulos criopreservados hace 14 años cumplirá 3 años el próximo mes de marzo. La beba nació por cesárea y pesó 3.500kg cuando su mamá Mónica tenía 40 años. El caso marcó un récord mundial –el anterior, también de Halitus, fue de 12 años- en el período más largo de almacenamiento de gametos femeninos seguido de nacimiento vivo.

“Esta noticia nos pone muy felices porque reafirma lo exitoso de las técnicas de preservación de la fertilidad al demostrar en la práctica lo que ya suponíamos, que los óvulos pueden mantenerse criopreservados durante muchos años sin que se vean afectados. Que duren 14 años nos permite inferir que pueden mantenerse muchos años más” afirmó el Dr. R. Sergio Pasqualini, director científico de Halitus Instituto Médico.

“El descubrimiento que nuestro equipo realizó más de 10 años atrás, del reemplazo del sodio por la colina en el medio de cultivo y que fue utilizado en todo el mundo posteriormente, significó una mejora en los resultados. Hoy con el advenimiento de la vitrificación (que consiste en el descenso brusco de la temperatura), pueden verse resultados aún más exitosos. Por todo esto y porque las mujeres cada vez más postergan el momento de la búsqueda de embarazo es necesario crear conciencia y difundir la importancia de esta técnica de criopreservación de óvulos” finalizó.

En el año 1999, la mujer con 25 años fue tratada por su infertilidad, y al no conseguir el embarazo, se criopreservaron 6 óvulos por una técnica novedosa en ese entonces, descubierta por el Dr. Carlos Quintans y equipo en el Laboratorio de Halitus Instituto Médico, que reemplazaba el sodio por la colina en el medio de cultivo y que marcó un hito porque fue adoptada a nivel mundial. Luego de varios años en los cuales tuvo un hijo en forma natural, la mujer volvió a Halitus Instituto Médico en 2013 por aquellos óvulos congelados y el próximo mes de marzo su segunda hija cumplirá 3 años.

La técnica de preservación de óvulos en frío, ya sea por criopreservación lenta o vitrificación de óvulos, ha demostrado una vez más su eficacia. Se recurre a ella no sólo para los casos de tratamiento de la infertilidad sino que en modo creciente como una herramienta de prevención.

Es una aliada valiosa cuando se la aplica a los casos en los que la mujer va a someterse a tratamientos que potencialmente podrían afectar negativamente su fertilidad– como tratamientos contra el cáncer- o para aquellas mujeres jóvenes que -por distintas circunstancias- postergan la maternidad. En este último caso es posible anticiparse a los efectos negativos de la edad sobre la reserva ovárica y la calidad de los óvulos, criopreservándolos a una edad más temprana y favorable.

El inicio del programa de criopreservación en Halitus fue en 1996, hasta 2012 se habían criopreservado óvulos de 296 mujeres, a partir de ese año se genera un crecimiento sostenido, y, en la actualidad, se reciben entre 3 y 4 consultas diarias que resultan en 20 vitrificaciones por mes.

Durante muchos años se pensó que la preservación en frío permitiría mantener la viabilidad de los óvulos durante largo tiempo. Hoy resulta tranquilizador saber por experiencias prácticas que efectivamente esto es así, y no sólo por permitir recuperar el material genético en la forma en que se congeló, sino porque además puede llevar a nacimientos de bebés sanos.