Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
18 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
China: se podrá tener más de un hijo
Importantes cambios se avecinan en la potencia mundial. El PC local flexibilizó mucha normas. Fin del trabajo forzoso y las confesiones "bajo presión"
15 de noviembre de 2013
Un gran cambio y apertura propone China que se prepara para flexibilizar sus políticas, aunque no total, sí histórico, en una modificación nacida del Congreso del Partido Comunista chino.

Allí se anunciaron medidas, que entre otras será menos estricta la ley del “hijo único”, permitiendo a algunas parejas a tener más de un descendiente, abolirá los campos de trabajo forzado y reducirá el número de crímenes punibles con la pena de muerte.

El régimen comunista además abolirá el muy criticado sistema de campos de trabajos forzados y reducirá el número de crímenes punibles con la pena de muerte de manera paulatina, señaló un comunicado del Partido Comunista, que recoge algunas decisiones tomadas en el plenario de sus líderes, celebrado entre el 9 y el 12 de noviembre pasados.

La comunidad internacional y organizaciones de derechos humanos han criticado durante décadas al gobierno chino por la imposición de trabajos forzados (en muchas ocasiones sin sentencia judicial), el extendido uso de la pena de muerte (también en delitos no violentos) o los abusos en la política del hijo único (abortos y esterilizaciones forzosas).

En el caso de la abolición de los campos de trabajo y la reducción de la pena de muerte, el documento del PC asegura que son pasos adelante para "mejorar la protección de los derechos humanos" y los sistemas de corrección, castigo y reinserción de delincuentes.

Además, el país "trabajará para prohibir la obtención de confesiones mediante la tortura y el abuso físico" y se pedirá a los tribunales que sean estrictos y no acepten evidencias obtenidas ilegalmente.