Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de agosto de 2019
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
FEDAJE pide crear la Banca de Desarrollo
12 de mayo de 2010
Entre 1970 y 1993, Argentina tuvo su Banco Nacional de Desarrollo, una suerte de continuación del Banco de Crédito Industrial. Lamentablemente en mayo de 1993, mediante el decreto 1027, el gobierno declaró al BANADE “disuelto y en estado de liquidación”. La misma norma dispuso que las obligaciones y los pasivos de la disuelta entidad pasaran al Banco de la Nación.

Desde 1993 en Argentina no hemos tenido una Banca especializada destinada en apoyar emprendimientos que contribuyan al desarrollo productivo Argentino, donde sus líneas de financiamiento contemplen préstamos a largo plazo y costos financieros menores que los del mercado minorista, desarrollando proyectos de inversiones y la adquisición de máquinas y equipamientos nuevos, fabricados en el país, así como también para incentivar el aumento de las exportaciones.

Desde la salida de la convertibilidad, el sector PYME creció a pasos agigantados y muchos jóvenes comenzaron a consolidar sus emprendimientos, pero una vez más lo hizo gracias a financiamiento propio y a la reinversión de sus utilidades. En un contexto favorable, de crecimiento sostenido desde 2003, de creación de empleo, la expansión del mercado interno apuntaló la demanda y la industria nacional se vio beneficiada frente a políticas de fomento industrial.

Sin embargo, las limitaciones de la capacidad instalada impidieron al sector de las pequeñas y medianas empresas crecer al ritmo que quisieran y trajeron aparejada la necesidad de apelar al sistema financiero para ampliar su capacidad de producción.
En la Argentina, el crédito disponible se destina principalmente al consumo a corto plazo y escasea el acceso al financiamiento productivo de baja tasa y largo plazo.

Para la Federación Argentina de Jóvenes Empresarios (FEDAJE) es un factor clave e indispensable volver a la creación o implementación de una Banca Nacional de Desarrollo que estimule la inversión, ya que va a tener un rol crucial en el futuro de la Argentina, y fomente, promueva y financie a largo plazo los emprendimientos que contribuyan al desarrollo del país.