Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
14 de agosto de 2020
Seguinos en
Alberto Fernández ya tiene el equipo: Martín Guzmán irá a Economía
Es un heterodoxo identificado con el pensamiento del Nobel Stiglitz, intelectual admirado por Cristina
6 de diciembre de 2019
El presidente electo, Alberto Fernández, presentó hoy oficialmente a los 21 ministros que lo acompañarán en su gestión a partir del 10 de diciembre.

Los convocó "a hacer la epopeya" juntos en la Argentina.

En la foto del equipo estuvieron Cafiero (Jede de Gabinete), Eduardo "Wado" De Pedro (Interior), Felipe Solá (Canciller), Martín Guzmán (Economía), Sabina Frederic (Seguridad), Claudio Moroni (Trabajo), Marcela Losardo (Justicia), Daniel Arroyo (Desarrollo Social), Nicolás Trotta (Educación) y Ginés González García (Salud).

Además, asistieron Mario Meoni (Transporte), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Agustín Rossi (Defensa), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Luis Basterra (Agricultura), María Eugenia Bielsa (Desarrollo Territorial y Hábitat), Roberto Salvarezza (Ciencia y Tecnología), Elizabeth Gómez Alcorta (Equidad), Juan Cabandié (Ambiente y Desarrollo Sostenible), Tristán Bauer (Cultura) y Matías Lammens (Turismo y Deportes).

En las gradas también estuvieron los futuros secretarios Julio Vitobello (de la Presidencia), Vilma Ibarra (Legal y Técnica) y Gustavo Béliz (Asuntos Estratégicos), y el Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, entre otros.

"A todos los convoco a hacer la epopeya. La mayoría están teniendo la oportunidad de ingresar a la función pública para protagonizar un momento único de cambio", enfatizó Fernández, luego de presentar uno por uno con palabras de cariño a todos los miembros de su equipo.

El mandatario electo reunió en sus oficinas de Puerto Madero a sus 21 ministros, quienes junto a secretarios y titulares de organismos, se sacaron la primera foto de familia del equipo del Frente de Todos.

"Es la tercera vez que participo del armado de un Gabinete y estoy muy contento con el resultado que estamos logrando. A todos los conozco, se de la calidad moral y la calidad técnica de cada uno", resaltó Fernández.

"Somos un frente que se constituyó sobre la base de la unidad, y así como tuve la enorme preocupación por que los bloques legislativos se unifiquen, quise que esa misma unidad se refleje e el gobierno y creo haberlo cumplido", expresó Fernández.

Sostuvo que reciben un país con "casi 41 puntos de pobreza" y, al respecto, señaló: "Uno trata de buscar ahí las bases sólidas y es difícil encontrarlas".

"Les agradezco a todos por aceptar y acompañarme, pónganse a trabajar ahora", subrayó, entre risas, el líder del Frente de Todos, que recordó una frase que le dijo el fallecido Néstor Kirchner cuando llegaron a la Casa Rosada en 2003: "Ponete a trabajar que todavía no empezamos".

A la vez, al ser consultado sobre la transición con Mauricio Macri, aseguró que habló con el mandatario saliente "las veces que hicieron falta" en las últimas semanas.
"Hemos hablado las veces que hicieron falta con el Presidente y los equipos que tuvieron que reunirse para buscar datos, pudieron hacerlo. Hay cosas que hay que hacerlas silenciosamente para no alternar a nadie y lo pudimos hacer sin sobresaltos", indicó.

Ministerio de Economía

Martín Guzmán, de 37 años, quien hasta hace algunas semanas era un desconocido para la opinión pública, será el ministro de Economía de Alberto Fernández.
Es un economista heterodoxo identificado con las ideas del Premio Nobel Joseph Stiglitz, quien venía sugiriendo no pedir los US$ 11.000 millones pendientes de desembolso del FMI, lo que el futuro presidente anunció días atrás.

Aboga por una negociación rápida por la deuda con los acreedores externos de la Argentina, pero con postergación de los pagos para antes reactivar la actividad, en lo que sería apoyado por Cristina Kirchner.
Fernández se inclinó por uno de los nombres que sonaban con fuerza para integrar su equipo, aunque se lo mencionaba como posible negociador de la deuda.

Guzmán es colaborador de Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001, y uno de los académicos en los que siempre se referenció Cristina Kirchner al hablar sobre el endeudamiento externo, el rol del FMI -del cual es uno de sus críticos más acérrimos-, y la cuestión geopolítica internacional.
Días atrás, Guzmán propuso postergar por dos años el pago de intereses de la deuda soberana, mediante un acuerdo con acreedores y también estirar los plazos de pago para el capital de esos compromisos. La iniciativa va en línea con lo que viene esbozando Alberto Fernández de primero crecer para poder pagar.

El plan Guzmán

La idea de Guzmán incluye llegar a un acuerdo lo más pronto posible con los acreedores privados y despejar de este modo la incertidumbre que envuelve a la deuda argentina.

Además, no volver a tomar deuda del FMI, a quien ya el país le debe la mayor parte de los u$s57.000 millones del acuerdo stand by firmado por la administración de Mauricio Macri.

De ese préstamo, resta que el organismo multilateral desembolse u$s5.400 millones más otros u$s11.000 millones previstos para 2020.

“Básicamente la Argentina tiene que lograr no tener que afrontar pagos de deuda, ni de la parte que se llama el capital ni de los intereses en el 2020, tampoco en el 2021 y posiblemente en el 2022. No es utópico, requiere hay que hacer un reperfilamiento de la deuda elaborado, o sea cambiar el perfil que se tiene de la deuda ahora, pero no hay que hacer algo que sea simplemente patear los vencimientos del capital. Hay que hacer algo también con los intereses. El punto es que cada dólar que se pague de deuda es más recesión para Argentina. Y ya estamos en una recesión, una recesión que dura dos años", dijo Guzmán en una entrevista reciente.

Y remató: "¿Queremos un país que siga siendo rehén de los mercados financieros internacionales y que siga estando condicionado por las políticas del fondo monetario internacional o queremos tener un proyecto propio, un proyecto nacional, popular por supuesto también, pero que sea consistente? Si uno responde quiero un proyecto propio, tiene que tomar la decisión política de qué hacer con el FMI. Si vos me preguntas a mí qué proyecto de país quiero, yo quiero ese, el proyecto propio, el nacional, y eso me dice a mí que no quiero aceptar más dinero del FMI. Ese desembolso que está por llegar, yo no lo quiero. Durante un año y medio hemos estado criticando a la administración Macri por haber acudido al Fondo. Ahora yo me pregunto, nosotros pensamos hacer una política de deuda cuyo éxito dependa de que el fondo nos apoye. Y qué implica que el fondo nos apoye, qué condicionalidades vienen a cambio de eso. Yo quiero salir de ahí".

Guzman es el Director de la Iniciativa de la Universidad de Columbia para el Programa de Diálogo de Políticas sobre Reestructuración de Deuda. Es investigador asociado en la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia y profesor asociado de macroeconomía en el Departamento de Economía de la Universidad de Buenos Aires.

También es miembro del Grupo de Investigación del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico sobre " Eficiencia y Estabilidad Macroeconómica " (presidido por Joseph Stiglitz ), y miembro senior no residente del Centro para la Innovación en el Gobierno Internacional.