Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
15 de abril de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Se fue un grande: murió de coronavirus Leopoldo Luque
Estaba internado en Mendoza tras sufrir un contagio. Tenía 71 años. Fue campeón del mundo de 1978. Brilló en River, Unión y fue DT. El fútbol de luto
15 de febrero de 2021
Leopoldo Jacinto Luque murió este martes en Mendoza, luego de batallar durante semanas contra el coronavirus. La noticia conmueve al fútbol argentino, que despide a uno de sus primeros campeones mundiales: fue integrante de la selección que ganó el Mundial '78 jugado en nuestro país. Tenía 71 años y estaba internado en la Clínica de Cuyo, de esa ciudad.

Inolvidable con su bigote mexicano, nadie que vivió su época puede olvidar aquel maravilloso gol desde fuera del área en la gesta de 1978 ante Francia, con el brazo derecho astillado, y que permitió el gol de la victoria ante la difícil Francia, en el Monumental y que sirvió para asegurar el pase a segunda ronda, al equipo campeón del mundo.

Fue un nueve de raza, un purasangre, que supo reinventarse constantemente. Eso fue. Un luchador inclaudicable. Un campeón del mundo que se ganó el oro con gol, pero también con sangre, sudor y lágrimas, literalmente.

Ese fue Leopoldo Jacinto Luque, un jugador adorado hasta por las redes, honradas por haber sido infladas con semejante vocación.

Nada fue fácil para este jugador que llevaba los mismos nombre de su padre, bicicletero de oficio, ya que recién pudo debutar en Primera a los 23 años, cuando lo hizo el 26 de noviembre del 1972 con la camiseta de Rosario Central, de visitante ante Lanús (1-1).

Como en las inferiores de Unión no lo habían tenido en cuenta, había pasado por Sportivo Guadalupe, de la Liga de su provincia, luego por Gimnasia de Jujuy, después por Central Norte de Salta y más tarde por Atenas de Santo Tomé, también de la Liga santafesina.

El paso por Central duró poco y su regreso a Unión fue con gloria: consiguió en 1974 el ascenso a Primera con aquel buen equipo conducido por Juan Carlos Lorenzo, en el que lució la cinta de capitán. Al año siguiente llegaría a River. Asomaban las mieles del éxito.

De la entidad de Núñez se había marchado Carlos Manuel Morete, el goleador del Metro 75. En ese campeonato Luque, con Unión recién ascendido, le hizo dos goles a River (uno en cada rueda) y se instaló en el radar de los dirigentes del club de Núñez.

Le tocó debutar con la banda roja y diagonal nada menos que en el Superclásico, en la Bombonera, por el campeonato Nacional de ese año, el 21 de septiembre.

Y ese gol que le hizo a Carlos Biasutto, el de la victoria para el 2-1 final, fue la carta de presentación con la que se metió de entrada en el bolsillo al hincha de River.

Fue campeón de ese Nacional 75 y al año siguiente tuvo un partido repleto de inspiración, cuando en la noche del 22 de febrero en el Monumental le hizo los 5 goles a San Lorenzo en la goleada de 5-1 por la Zona B del campeonato Metropolitano. Atrapó cuatro títulos más con River hasta 1980, cuando regresó a Unión.

Su gloria deportiva llegó en la selección de Menotti y en el Mundial 1978. Convirtió en el debut frente a Hungría y en el partido siguiente, en la noche del martes 6 de junio contra Francia.

Luego convirtió dos más en la goleada ante Perú (6-0) y fue titular en la final con Holanda. Siguió en el seleccionado donde completó 45 partidos y festejó 22 goles.

Después de aquellos años dorados en River regresó a Unión, pasó por Tampico de México, Racing, Santos, Boca Unidos de Corrientes, Chacarita y Deportivo Maipú de Mendoza, la provincia que lo atrapó, la tierra en la que sembró bonhomía a través de escuelitas de fútbol y como captador de chicos para River.

rob
VIDEO- Mundial 1978 gol de Luque a Francia 2-1