Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
26 de enero de 2022
Seguinos en
Mercado Libre se quejó por una norma que la perjudica
Desde este año las fintech no podrán obtener rendimientos por los saldos que guardan sus clientes. Para la firma de Galperin es discriminación
14 de enero de 2022
Mercado Libre presentó un recurso administrativo ante el Banco Central (BCRA) como resultado de una sorpresiva normativa que sobre el cierre de 2021 obligó a las billeteras digitales a encajar la totalidad de los fondos que sus usuarios mantienen en cuentas no remuneradas.

La medida que afecta a la billetera Mercado Pago, que fue tomada por la autoridad monetaria bajo el argumento de que busca resguardar los fondos de los ahorristas, es para el unicornio una discriminación contra la industria fintech ya que ese dinero no enfrenta un nivel de riesgo mayor al que está expuesto el resto del sistema financiero.

El recurso administrativo es un paso previo y necesario para iniciar una demanda legal, aunque fuentes de la empresa se negaron a mencionar esa posibilidad en conversación con Infobae.

La presentación, aseguraron, busca revertir la normativa que según un cálculo de la empresa de research y consultoría Nau Securities le costaría entre USD 40 millones y USD 50 millones anuales a Mercado Libre.

El modelo de negocios de Mercado Pago y de prácticamente todas las billeteras digitales no bancarias, que ofrecen un servicio gratuito, está basado en la posibilidad de obtener una rentabilidad de los saldos que sus clientes colocan en las apps.

Hasta que empezó a regir la nueva norma, desde el 1° de enero último, tanto el mayor unicornio argentino como el resto de la industria fintech colocaba esos saldos en cuentas remuneradas que les pagan una tasa.

Y con eso sostenía los costos operativos y la rentabilidad de sus servicios.

El 30 de diciembre pasado, el BCRA dispuso que los fondos de billeteras virtuales deberán permanecer encajados en la autoridad monetaria. Los encajes son depósitos imovilizados que no ofrecen ningún rendimiento a sus administradores, en este caso las fintech.

En enero del año 2020 la entidad ya había dispuesto que esos fondos tenían que estar en cuentas bancarias a la vista, lo que había llevado a las empresas del sector a negociar con bancos rendimientos a cambio de otorgarles esa liquidez.