Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de agosto de 2022
Seguinos en
Once: mujer murió por intoxicación de monóxido de carbono
La víctima tenía 88 años y fue hallada sin vida en su departamento. Investigan si se tapó el ducto de ventilación de los calefones. Hay 14 internados
28 de junio de 2022
Una mujer murió y otras 14 personas resultaron intoxicadas por inhalación de monóxido de carbono en un edificio del barrio porteño de Once, donde esta tarde trabajaban los bomberos y personal del SAME.

El hecho ocurrió en un edificio de nueve pisos ubicado en la calle San Luis al 3000, que fue evacuado, indicó el ministerio de Salud porteño en un comunicado.

Tras recibir un llamado al 911 por un presunto escape de gas, el SAME, los Bomberos y la Policía de la Ciudad se dirigieron a un edificio, donde se constató una mujer fallecida de 88 años, identificada como Mabel Ghione, quien se encontraba en el departamento 19 del tercer piso.

En el lugar, el SAME atendió a 14 personas por inhalación de monóxido de carbono: 8 fueron trasladadas a los Hospitales Ramos Mejía, Durand y Gutierrez, mientras que 6 recibieron asistencia con oxígeno en el lugar y no presentan mayores complicaciones.

El incidente comenzó con un llamado de vecinos de un departamento del sexto piso. "Al ver la autobomba otros vecinos dijeron sentirse mal por lo que bomberos comenzaron a revisar a todos los departamentos.

En uno de ellos [del tercer piso] el vecino no respondía a los llamados, por lo que se violenta el acceso y se encuentra una persona sin vida", puntualizaron.

La hipótesis que manejan es que "todos los calefones evacuan sus gases hacia un único conducto", por lo que el departamento de investigaciones de bomberos se encuentra analizando el mismo ya que "lo más probable es que se halla obturado o tenga algún tipo de desperfecto".

Además, precisaron que se recibió un segundo llamado con motivo de otro presunto escape de gas en un centro de día ubicado en San Luis 2940, pero luego de inspeccionar el lugar se confirmó que el edificio no presentaba ninguna pérdida de gas.

Por el contrario, la alerta fue causada por el aroma desprendido por el tanque de GNC de un auto estacionado en la calle, sin relación con el establecimiento.