Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
20 de octubre de 2019
Seguinos en
Por Iván Damianovich
Explosión de fe popular por Ceferino
10 de noviembre de 2007
La beatificación del indiecito mapuche Ceferino Namuncurá volvió a dejar en claro el arraigado sentimiento de religiosidad popular que circula por las venas de la Argentina.

La dimensión del acto en que la Iglesia católica declara beato a Namuncurá tiene una lectura religiosa pero también social y política.

Religiosa porque implica el paso previo a la santidad, lo que para la teología significa la visión de Dios. Y social y política porque una vez más, un hijo de la tierra, un nativo, un aborigen es considerado modelo para seguir a Cristo, lo que implica el reconocimiento de los pueblos originarios y la inculturación del Evangelio.

Como sucediera con San Juan Diego, el azteca que recibió el mensaje de la Virgen de Guadalupe en el siglo XVI, Ceferino Namuncurá viene a recordar el profundo sentimiento religioso de las comunidades aborígenes. Haber alcanzado la beatificación es un nuevo paso de la Iglesia universal en su compromiso –tardío pero eficaz- de descubrir la explosión de la fe en América Latina, un continente siempre relegado.

Hijo de los pueblos originarios de América del sur, Ceferino alcanzó, no obstante, un grado de educación y contacto con el entonces primer mundo que lo distingue del resto de sus contemporáneos. Y la pregunta es si eso lo diferencia para siempre de su comunidad o si bien su todavía los mapuches pueden ver en él un modelo a seguir y sentirse identificados.

A juzgar por los peregrinos que llegaron masivamente a Chimpay y por la expectativa que el hecho despertó entre los habitantes de la zona, es probable que Ceferino Namuncurá exhiba una creciente devoción en lo que a la religiosidad popular se refiere. Y, precisamente, esta expresión tan peculiar de la fe contagia mayormente a los sectores más humildes y postergados que, como en otras festividades que se celebran en el país, asisten periódicamente para renovar sus esperanzas, deseos y en busca de auxilio para sus angustias.