Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
21 de octubre de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Las autoridades de Brasil dicen que "tuvieron que actuar"
“Todo lo que Anvisa orientó no fue cumplido”, explicó el presidente del organismo sanitario local, Antonio Barra Torres. Hubo advertencias, dicen
5 de septiembre de 2021
Luego de la inesperada y bochornosa interrupción que tuvo el clásico sudamericano, la Selección argentina abandonó el campo de juego. Minutos después, Lionel Messi y Lionel Scaloni regresaron al césped con la intención de que las autoridades sanitarias brasileñas le dieran explicaciones sobre lo ocurrido.

La agencia sanitaria, Anvisa, había notificado el domingo a la Policía Federal por la situación irregular de cuatro jugadores argentinos que se desempeñan en Inglaterra: Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía.

”Llegamos a este punto porque todo lo que Anvisa orientó no fue cumplido. (Los jugadores) tuvieron orientación para permanecer aislados en el hotel para aguardar la deportación. Pero no fue cumplido’', dijo Antonio Barra Torres, presidente de la Anvisa, a la TV Globo.

Anvisa dijo que tras ingresar a Brasil, el jueves, los cuatro jugadores debieron haber cumplido con una cuarentena de dos semanas debido a que Inglaterra es uno de los países considerados de riesgo sanitario.

Resaltó además que los jugadores no declararon su paso por Inglaterra al entrar al país, y pidió que fueran deportados. ”Se constató el no cumplimiento del aislamiento, los jugadores dejaron el hotel y fueron al estadio. La policía federal constató la ausencia de los cuatro jugadores, e infelizmente se dio esa situación bastante desagradable. Tuvimos que actuar para hacer cumplir la ley”, justificó Barra Torres sobre la suspensión.

Antes de la suspensión, había pasado muy poco dentro del campo, en un partido en el que Argentina y Brasil comenzaban a estudiarse. Apenas una falta muy dura de Romero sobre Diego Militao que le había valido la tarjeta amarilla.

rob