Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de abril de 2024
Seguinos en
Murió Camila Perissé, ícono de la TV y el cine de los 80s
La artista se encontraba internada en el hospital Español. Le habían diagnosticado una neumonía terminal y que “su muerte era inminente”
27 de febrero de 2024
Camila Perissé murió el mediodía del martes en el hospital Español.

Tenía 70 años y la noticia fue confirmada por Matías Garcete, abogado de la actriz de su marido, Julio Chino Fernández. Fue una de las figuras más destacadas del cine y el teatro de los años ‘80, luchó contra las adicciones y logró rehacer su vida.

En los últimos cinco años, tuvo complicaciones con su salud y peleó por su vida con internaciones en Mar del Plata y Buenos Aires, hasta que su cuerpo dijo basta.
“Recién me entero, estoy yendo al hospital para encontrarme con el marido. Por el momento no sabemos si va a haber velatorio, es algo que voy a hablar con el Chino”, señaló el letrado, que días atrás había encendido las alarmas al revelar el cuatro crítico de Camila.

El Chino Fernández, fue quien acompañó cada uno de estos momentos y estuvo a su lado hasta el final. Se conocieron en un bar que tenía él, de profesión cantante de tangos, en uno de los momentos más duros de la actriz.

Atrás había quedado la fama y las tapas de revistas que la volvieron el deseo de los hombres de una generación. Había caído en el consumo de drogas y no podía salir, hasta que el hombre le tendió la mano y emprendieron un camino juntos.

Camila Porro, tal su nombre verdadero, nació en Mar del Plata el 1° de enero de 1954 y a los seis años se mudó con su familia a Capital Federal. Durante su infancia, combinó los estudios académicos con las primeras señales artísticas, y a los 15 años se recibió de Profesora de Danzas Nativas.

Camila estudió teatro con Carlos Gandolfo, también con Agustín Alezzo y Hedi Crilla, los profesores más prestigiosos de ese momento. Antes, a los 15, se había recibido de profesora de danzas nativas. Debutó en el escenario con Despertar de Primavera.

Ya se sabe que el teatro da prestigio pero la tele popularidad. Y esa le llegó cuando en 1981 se convirtió en la principal acompañante de Tato Bores, en el ciclo que se atrevía al humor político en plena dictadura. Estalló la “Camimanía”.

Los flashes la adoraban y los hombres también. Vivió romances con Alejandro Borensztein (el primogénito de Tato), Darío Grandinetti, Juan José Camero y Fernando Olmedo.

Las revistas la mostraban exitosa y luminosa. “Yo tenía todo. Me ofrecían de todo para llevarme a la cama. Yo jamás transé. Pensaba: ‘Aunque tengas plata, apellido importante o una bolsa de un kilo de cocaína, vos no sos nadie’. Un tipo me daba la droga, yo me la tomaba toda, y cuando me llevaba a la cama, me negaba.

Al día siguiente el tipo decía: ‘El problema de esta chica es que es muy dependiente de la cocaína’. Y no me daban trabajo”. Con esa descripción tan cierta como descarnada, Perissé describió el infierno en el que se sumergió.