Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
24 de julio de 2024
Seguinos en
Dura homilía de García Cueva contra lo cánticos partidarios en Iglesias
En una clara referencia a los cánticos partidarios que se entonaron en dos ceremonias recientes en sendos templos de la Capital Federal, el prelado condenó esas manifestaciones
16 de junio de 2024
Monseñor Jorge García Cuerva, arzobispo de Buenos Aires, se refirió hoy en duros términos a situaciones que se vivieron en dos iglesias católicas de la Ciudad de Buenos Aires, cuando militantes políticos entonaron cánticos partidarios en mitad de la misa: “La eucaristía es algo sagrado; no está bueno usarla para dividir, para fragmentar, para partidizar”, sentenció.
García Cuerva pronunció estas palabras durante una misa en la parroquia San Ildefonso, ubicada en la calle Guise, en el barrio porteño de Palermo.

En su homilía, apuntó directamente al incidente que tuvo lugar el viernes 14 durante otra ceremonia en la parroquia Inmaculado Corazón de María, en Constitución.

Durante la misa, presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara, militantes que estaban presentes en el templo empezaron a corear “La patria no se vende”, consigna dirigida contra la política del actual gobierno.

La misa estaba dedicada a la memoria del padre Mauricio Silva, detenido desaparecido desde 1977.

Lo sucedido motivó posteriormente un comunicado del propio Carrara, pidiendo disculpas a los fieles por lo sucedido, una advertencia de monseñor Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, y finalmente una fuerte crítica al hecho por parte de Jorge García Cuerva, tal vez la más explícita condena a lo ocurrido.

“La misa es algo sagrado, porque está en las entrañas más profundas de la fe de nuestro pueblo -sostuvo el Arzobispo de Buenos Aires-. Aquí venimos a alimentarnos de unidad, de fraternidad, de paz. Por eso no está bueno usar la misa para dividir, para fragmentar, para partidizar. No está bueno usar la misa para que terminemos separados como hermanos”.

Y, en directa referencia a lo que consideró una utilización partidaria de una ceremonia religiosa, agregó: “Tampoco está bueno contar con la buena fe de quienes participan de la eucaristía o de los sacerdotes a los que se invita a presidirla para que después pase lo que ha pasado en estos días, como le ha pasado ayer a monseñor Gustavo Carrara. Por eso la misa es algo sagrado. La misa es para unirnos, para hacernos hermanos”.