Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de diciembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Por Carina Barber
Trastorno bipolar: quiénes están más predispuestos
20 de septiembre de 2008
El trastorno bipolar, que afecta a cerca del 1% de la población, se suele manifestar en la adolescencia o en la juventud.

Esta enfermedad pertenece al grupo de trastornos psiquiátricos que tienen una base genética importante. La posibilidad de heredarla es muy elevada: del 70%.

Gran parte de la explicación de por qué una persona tiene este tipo de trastorno está en la base genética. Luego hay factores ambientales, pero no relacionados con el estrés o los disgustos, sino de tipo biológico, que afectan al sistema nervioso central y hacen que una persona pueda desarrollar el trastorno.

Entre ellos las alteracines durante el embarazo o el parto, alteraciones muy precoces que dañan el desarrollo inicial, en ciertas estructuras del cerebro. Eso queda ahí como latente y cuando el sujeto llega a la adolescencia o a la primera juventud se desencadena como trastorno bipolar.

Aunque falta conocimiento, se está, actualmente en una fase de la investigación en psiquiatría donde, por un lado, se sabe hasta qué punto la genética condiciona en muchos aspectos, pero a la vez se ha modificado un concepto muy importante, que es la idea de los genes como algo determinante.

Ahora se sabe que no por tener un gen alterado se va a padecer una enfermedad. Se pueden tener alteraciones genéticas que predispongan o puedan suponer un riesgo, pero por diferentes circunstancias no se manifiesta.

Por lo tanto, uno puede tener padre o madre con el trastorno, tener esa predisposición y, sin embargo, no manifestar la enfermedad, pero, de cualquier modo, hay que estar alertas.

Factores como el estrés, traumas o el consumo de drogas son los disparadores de esos genes que se llevan dentro. El padecer estrés o sufrir un trauma emocional no son por sí solos suficiente causa como para desarrollar este trastorno, pero sí en el caso de alguien con predisposición.

El abuso de drogas, sobre todo estimulantes, es otro desencadenante importante. El uso precoz del cannabis está muy asociado al desarrollo de cuadros psicóticos.

Tratamiento:

En las personas con este trastorno el tratamiento farmacológico es fundamental y básico, pero hay que tomar también otras medidas, como el tratamiento de la conducta (psicoterapia), y que el enfermo y su familia estén bien informados.

Aún en épocas en las que no había tratamientos tan buenos, los enfermos bipolares tenían periodos en los que se encontraban estabilizados.

Actualmente, con mayor razón, las personas con bipolaridad, bien medicadas y tratadas pueden hacer una vida normal, pero, hay que destacar que si se descuidan o abandonan el tratamiento, las consecuencias a largo plazo son muy malas.