Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
25 de junio de 2017
Seguinos en
Por Carina Barber
Causas de acné en adultos y su tratamiento
6 de octubre de 2008
A pesar de lo que muchos creen, el acné no es un problema sólo de adolescentes, es una enfermedad de la piel que puede afectar a personas de cualquier edad. Durante la adolescencia es más común debido a los cambios hormonales y a otras causas. Sin embargo, al pasar la adolescencia no hay ninguna garantía de que la persona deje de padecer acné.

En las nuevas investigaciones que se realizaron sobre las causas del acné en los adultos, los especialistas han manifestado que el acné adulto es diferente al acné juvenil. Por esta causa, muchas veces, no responde a muchos de los tratamientos convencionales indicados por los dermatólogos. El acné en los adultos es en su mayoría causado por desequilibrios hormonales.

El acné producido por desequilibrios hormonales generalmente es provocado por una mayor cantidad de andrógenos en el organismo. Las hormonas andrógenas estimulan a las glándulas sebáceas haciendo que estas segreguen más sebo del normal.

Durante la menstruación los niveles de andrógenos aumentan, y por esta razón a las mujeres suelen aparecerle puntos negros (comedones), granitos rojos y con pus (pápulas y pústulas).

El estrés también aumenta los niveles de andrógenos, por eso es muy común ver que ante situaciones de muchos nervios o ansiedad los jóvenes y los adultos sufren de brotes repentinos; por ejemplo, mientras preparan exámenes, el día anterior al casamiento, la fiesta de quince ,etc. O sea, en los momentos más inoportunos.

Las lesiones de acné en los adultos, generalmente suelen localizarse en la frente, la nariz o el mentón, y en algunos pocos casos también en los pómulos.

Los niveles elevados de andrógenos en el organismo pueden ser causados por diferentes tipos de trastornos o enfermedades, como la diabetes, los problemas menstruales, la obesidad, y otras.

En la mayoría de estos casos los dermatólogos deben trabajar en conjunto con otros especialistas para encontrar las causas y decidir los tratamientos.

Para determinar si el acné es producido por trastornos hormonales lo que hay que hacer, antes que nada, es ir al ginecólogo. Si el diagnostico lo confirma, él decidirá cual es el tratamiento apropiado.

Entre las alternativas están las píldoras anticonceptivas, y el uso de medicamentos con cortisona. Las píldoras anticonceptivas son el método más usado para tratar el acné de origen hormonal, y el que tiene menos efectos colaterales.

Después hay otros factores, menos serios y más fáciles de solucionar, como el uso excesivo de maquillaje, cremas de mala calidad (comedogénicas), y la falta de higiene adecuada de la piel.

En estos casos la solución es sencilla:

Utilizar cremas no comedogénicas e hipoalergénicas, testeadas dermatológicamente y oftalmológicamente. En lo posible indicadas por un especialista y elaboradas por un farmacéutico y químico cosmético.

Higienizar la piel a la mañana y a la noche, sobre todo si está maquillada; y si es posible, hacer una limpieza profunda (aunque sea una vez al año) con un técnico en dermatología o dermatocosmiatra.

Además, si tiene un evento importante prepare su piel con tiempo, y verá que aunque no logre controlar el estrés (que sería lo ideal) va a verse muy bien.