Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
27 de mayo de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Hay 20 asesores por senador y 8 empleados por diputado
En 2019 hubo apenas 10 sesiones. Pero hay 3.631 empleados para 72 senadores y 257 diputados en el Congreso. La mayor parte de los contratados por la Cámara alta cobra $ 148.000 mensuales. En la Cámara baja, el sueldo mayoritario es de $ 100.000
11 de marzo de 2020
El Congreso de la Nación explica buena parte del desaforado gasto público en la Argentina. Los empleados de legisladores representan una erogación de $ 3.600 millones.

Si bien en 2019 hubo apenas diez sesiones parlamentarias, según registros oficiales del Congreso a los que accedió el diario Perfil hay 3.631 empleados legislativos entre planta permanente y transitoria, para 72 senadores y 257 diputados.

Si se suma a los 72 representantes de las provincias en la Cámara alta hay 1.470 asesores. Por lo que cada senador cuenta, en promedio, con 20 trabajadores.

Por su parte, los 257 legisladores de la Cámara baja emplean a 2.161 personas. Es decir que, por cada diputado hay, en promedio, un mínimo de 8 ayudantes.

Solo en salarios, sin contar los aportes, se destinan más de 3.600 millones de pesos anuales para el personal que realiza tareas, tanto administrativas como parlamentarias, a las órdenes de un bloque político o de un legislador o autoridad del Congreso. Es decir que cumplen funciones como secretarios o asesores parlamentarios.

Por otro lado, si se toma en cuenta el costo total de funcionamiento de Diputados en 2019 para la formación y sanción de leyes, el presupuesto 2019 arrojó que al parlamento se le asignaron 9.300 millones de pesos.

No obstante, durante 2019 la Cámara Baja registró una de las peores marcas de los últimos 10 años. En el último año de la gestión de Mauricio Macri como presidente, solo se abrió el parlamento para sesionar en diez oportunidades. Por lo tanto, si se divide la cantidad de sesiones por el presupuesto, cada vez que Diputados entró en sesión implicó un costo de 933 millones de pesos.