Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
16 de mayo de 2021
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Un hombre detenido por la desaparición de Tehuel de 21 años
Se trata de Luis Alberto Ramos. La policía realiza un operativo en su casa de Alejandro Korn, donde encontraron restos quemados de un celular
23 de marzo de 2021
La policía bonaerense detuvo este martes a Luis Alberto Ramos, el principal sospechoso por la desaparición de Tehuel De la Torre, el joven trans de 21 años que fue visto por última vez el 11 de marzo.

Ramos, de 36 años, es el dueño de la vivienda de la localidad de Alejandro Korn dónde efectivos de la fuerza realizan un operativo que incluye perros adiestrados en búsqueda de pistas que permitan dar con el paradero del joven.

Según la familia, Tehuel se iba a encontrar con Ramos porque le había ofrecido un trabajo. En la casa del detenido se encontraron restos quemados de un celular y una campera, similares a los que llevaba el día que desapareció.

Ramos fue trasladado a la Dirección Distrital de Investigaciones (DDI) de La Plata.

La policía científica realiza este martes un operativo en la casa del detenido y en especial buscan indicios bajo tierra en la parte trasera de la vivienda.

El detenido tiene antecedentes por homicidio y abuso. Fue detenido el 19 de noviembre de 2009 por el crimen de una persona y cumplió condena por asesinato. Además, el 27 de septiembre del año pasado su expareja, identificada como Catalina Salas, lo denunció por abuso simple.

Según la reconstrucción de los hechos, tras la denuncia de la familia, la policía revisó las cámaras municipales de Alejandro Korn y San Vicente y la estación de trenes, mientras se intentaba rastrear el teléfono de Tehuel.

Ese mismo día, la policía entrevistó a Ramos, pero el detenido dijo que no había visto al joven. Pero la policía científica revisó el celular de Tehuel a través de una cuenta de e-mail y el aparato aparece activo entre las 19.45 y las 0.30 del día 12 en la zona donde vive el detenido.

El 16 de marzo se hizo un allanamiento en el domicilio del sospechoso, pero los perros rastreadores no marcaron nada. En esa ocasión se encontraron restos de cabellos, dos preservativos abiertos y manchas de sangre que está peritando la policía.

rob