Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
17 de noviembre de 2017
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Macri alentó a la selección tras la dolorosa derrota
En algo que resultó curioso en las redes sociales, el presidente hizo subir casi on line en Snapchat las imágenes de su sufrimiento por la derrota
26 de junio de 2016
"A pesar de la tristeza estamos muy orgullosos de la selección. Son grandes jugadores, el fútbol siempre da revancha", escribió el presidente Mauricio Macri en twitter tras la dolorosa caída por penales frente a Chile por la Copa América 2016.

Vio el partido junto a su mujer, Juliana Awada, y no paró de sufrir.

Pero lo más curioso fue que una vez más utilizó la red social Snapchat para realizar una cobertura “íntima” que esta vez mostró cómo vivió la familia presidencial el partido. En una imagen hasta se lo ve arrodillado con la cabeza agachada, casi como a Lionel Messi en la cancha. “Nerviosos, mirando el partido”, dijo apenas empezó el partido. Vestido con la camiseta de la selección, Macri estaba acompañado por su esposa Juliana Awada, su hija Antonia, y amigos cercanos.

A los 30 minutos se mostraba impaciente y los nervios continuaban. “Necesito un gol”, afirmó después de la cancha que desperdició Gonzalo Higuaín. “Otra vez Higuaín, como en el Mundial”, apuntó Macri recordando la falta de puntería del jugador en la final con Alemania.

Minutos después, festejó la expulsión del jugador chileno Marcelo Díaz. “Grande, grande”, expresó Macri Los últimos minutos del segundo tiempo, los nervios atacaron a la Primera Dama cuando Funes Mori impidió el gol de Chile. Antes, Macri no podía creer el remate desviado de Messi. “Lo van desacomodando. Otra vez”, protestó.

Durante el tiempo adicional y advirtiendo que Argentina y Chile definirían el final de la Copa Amérca Centenario, el matrimonio presidencial miraba atento los últimos minutos del partido. Pero un Macri desesperado apareció cuando el árbitro dio por terminado el último tiempo adicional. "No puedo creer, no puedo creer, vamos a penales", dijo mientras se agarraba la cabeza.

Durante los penales, hubo silencio cuando Messi erró el penal, y después el Presidente mostró su tristeza cuando Argentina volvió con el penal ejecutado por Lucas Biglia.

En las redes sociales no faltaron las bromas y críticas a la transmisión presidencial on line del partido.