Noticias actualizadas las 24 horas Información clave para decidir
28 de noviembre de 2020
Seguinos en
Reciba gratis nuestra newsletter diaria y alertas de noticias en su casilla de e-mail
Al hacer click en el botón, se abrirá una nueva ventana donde podrá ingresar sus datos
Siete meses después Boca recibió la copa de la Superliga
Con la presencia de las autoridades de la Liga Profesional y la AFA, el plantel levantó la copa y le fueron entregadas las medallas en La Bombonera
20 de noviembre de 2020
Luego de 258 días Boca finalmente pudo festejar el título de la Superliga ganado en marzo pasado, cuando tras vencer a Gimnasia y Esgrima 1 a 0, y superar a River Plate en la lucha por el campeonato.

El evento, la entrega formal de la copa ganada por parte de los dirigentes de la nueva Liga Profesional, se realizó a las 16:30 en La Bombonera, horas antes del partido oficial de los "xeneizes" ante Lanús.

Hubo festejo desaforado, hubo papelitos y cotillón y hasta hubo vuelta olímpica pero no Copa. El parate por la pandemia del coronavirus obligó a posponer la entrega de la estatuilla que hoy mismo se guardará en las vitrinas de la Bombonera.

Con la presencia del presidente de la Liga Profeisonal de Fútbol, Marcelo Tinelli, y la del titular de la AFA, Claudio Tapia, los jugadores, Miguel Ángel Russo y los máximos dirigente de Boca, encabezados por Jorge Amor Ameal, pisaron el césped del estadio Alberto J. Armando pasadas las 16.30.

Con un escenario montado para la ocasión, Carlos Tevez recibió la copa de la Superliga y la levantó acompañados del resto de los futbolistas.

“Siempre que levantas un trofeo con esta camiseta es especial. Pudimos recordar ese campeonato que tan feliz no hizo a los hinchas de Boca”, declaró el capitán de Boca segundos más tarde que festejó el último título que logró con la camiseta azul y oro.

“Fue especial porque peleamos contra nuestro rival, pudimos ganarla en el último partido. Nosotros ya lo disfrutamos. Es bueno para recordarlo”, agregó.

Muy lejos quedó aquel sábado 7 de marzo en el que la dirigencia de turno decidió que el trofeo no estuviera presente ni en el estadio de Atlético Tucumán (donde River empató) ni en la Bombonera (donde Boca le ganó a Gimnasia La Plata) para no generar suspicacias sobre la definición del torneo. Inesperadamente la entrega se prolongó mucho más de la cuenta.

rob